Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

El manglar, el ecosistema de vida

Resumen: Generalidades Del Manglar. Funcionamiento de manglar. Sistematica de los manglares. Zonación de manglares. Suelos de manglares. El ecosistema del manglar – estuario como habitat. Organismos asociados a los manglares. El Manglar Como Un Recurso. Factores que podrían contribuir a la degradación del ecosistema del manglar. Estrategia para la conservación de los manglares. Restauracion del ecosistema del manglar. Actividades De Siembra. Caños Y Canales. Beneficios de la restauracion.(E)
9,974 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Jorge Mejia Ramirez

Indice
1. Introducción
2. Generalidades Del Manglar
3. Funcionamiento de manglar.
4. Sistematica de los manglares.
5. Zonación de manglares
6. Suelos de manglares.
7. El ecosistema del manglar – estuario como habitat.
8. Organismos asociados a los manglares.
9. El Manglar Como Un Recurso.
10. Factores que podrían contribuir a la degradación del ecosistema del manglar.
11. Estrategia para la conservación de los manglares.
12. Restauracion del ecosistema del manglar.
13. Actividades De Siembra
14. Caños Y Canales.
15. Beneficios de la restauracion.
16. Bibliografia

1. Introducción

Los ecosistema de manglares en el país cubren aproximadamente 379.954 hectáreas que se reparten entre la costa pacifica y la región caribe.

Los manglares se desarrollan de manera natural, en las franja intermareales de las costas tropicales y subtropicales del planeta, constituyéndose de estas manera en un ecosistema complejo, por la interacción de cientos de especies de todo los niveles taxonómicas, desde microorganismos hasta especies mamíferos grandes y vistosas, incluyendo entre todas estas cientos de clases de peces que son el sustento de muchas comunidades. Todas las especies que interactuan en el manglar tiene su nicho especifico y funciones determinada dentro del manglar que son vitales para la dinámica y funcionamiento de estos ecosistema.

La situación de estos ecosistema en el caribe de Colombia es critica, se calcula que una superficie de 40.000 hectáreas han sido alteradas y deterioradas, por que han perdido su arbolado y en la actualidad se presentan como zonas de alta salinidad y con una disminución dramática de sus componentes faunisticos, lo que da la zona un aspecto desértico; y que dificulta la restauración y la regeneración natural de estas áreas que tienen un grado de deterioro muy serio, y que si no se realizan aciones de regeneración serias implementadas por el hombre, el resultado podría ser la destrucción completa del ecosistema; hechos que se traducen en la perdida del hábitat de miles de especies faunistica y en la transformación de este bello paisaje. Como resultado de esta alteración este ecosistema se convertirá en playones salinos de baja productividad y con muchas sedimentación. Lo que hace del ecosistema y su destrucción un problema a resolver que involucra a un sin numero de personas que dependen de este ecosistema para sobrevivir y a toda la comunidad de la región

En esta monografia se evaluaron y descriieron los mecanismos que han sido utilizados para la restauracion de las areas afetadas tales como la creacion de viveros artificiales, siembra de propagulos, entre otros y se avaluara al manglar desde todos los puntos de vistas disponibles, y los beneficos y repercusiones de las alteraciones hechas a la zona sobre la comunidad, asi como también las causas directas e indirectas del serio deterioro del ecosistema del manglar.

2. Generalidades Del Manglar

Caracteristicas generales.

El ecosistema del mangar es el conjunto de arboles de mangle (Rhisophora sp) que se localizan en zonas aledañas al litoral, principalmente en desembocaduras de ríos, lagunas, esteros, terrenos con relieve plano y fangoso periódica y parcialmente inundado por aguas relativamente tranquilas en estuarios, islas o islotes en donde no se diferencia la pleamar y la baja mar El manglar es un ecosistema adaptado a especialmente al suelo salino y condiciones acuosas, se distribuyen geográficamente en la franja tropical donde es influenciado por las mareas, el bosque puede adaptarse a condiciones de diferentes salinidad con agua muy dulce hasta agua hipersalina de ahí su denominación de plantas halofitas ya que pueden soportar la combinación de ambos.

La palabra mangle se deriva de un vocablo guaraní que significa árbol torcido, seguramente, haciendo alusión a la arquitectura o forma de la especie rhizophora, en las cuales sus rizomas fulcreos o sancudos le imparten una morfología particular. Sin embargo, desde el punto de vista ecosistemico el manglar es mucho mas que árbol torcido pues posee una gran diversidad faunistica y otros elementos de la biota de las regiones por lo tanto siempre que hablemos del manglar de manera integrada se deben incluir las especies vegetales dominantes llamadas mangles, la fauna y otros elementos floristicos interelacionados, junto con los demás componentes naturales como los suelos y las aguas. Por tal motivo hablar de especies asociadas al mangle debe ser motivo de corrección pues de alguna manera podría interpretar de manera excluyente, cuando en la realidad las especies de mangle y la reunión de estas con la fauna y otros elementos floristicos constituyen el componente biotico de los ecosistemas del manglar, además el mas estudiado, se conoce cerca de 69 especies como nucleares de los manglares (3 especies de helechos, 1 palma y 65 arboles de arbustos) que corresponden a 24 géneros de 19 familias taxonómicas. Aunque existen grandes diferencias evolutivas sistemáticas, geográficas, morfológicas y fisiológicas entre las especies, todas comparten la característica de ser halofitas facultativas, es decir se desarrollan en humedades temporales o permanentes en donde el grado de salinidad varia 0 – 40 %, incluso algunas especies alcanzan mas salinidad. Mas elevada, pero que va en decremento de su desarrollo, o prosperar en ambientes constantes de salinidad baja.

Las especies del manglar en general poseen adaptaciones morfológicas que le permiten ocupar suelos inestable, y adaptaciones morfo-fisologicas para tolerar ambientes salinos y salobres e intercambiar gases en sustratos con baja concentración de oxigeno. Por otra parte los mangles tienen estrategias reproductivas, como la de los propagulos que pueden flotar durante periodos largos. Las raíces de los mangles se encuentran parcialmente sumergidas en el sustrajo, siendo la parcial aérea que sobresale, la encargada de captar parte del oxigeno que necesitan para poder vivir. Tienen además estructuras en las hojas llamadas Hidátodos por las que pueden expulsar el exceso de sal, la cual es la parte final del proceso en el que las raíces captan los nutrimento del agua de mar, en donde la sal circula por el interior de la planta hasta llegar a las hojas, para ser expulsada y acumularse en la superficie, cuando la cantidad de sal es muy alta las hojas se caen, el aspecto de las hojas también tiende a ser xerófilo, que significa que pueden determinar el control en la transpiración. Cuando estas hojas se caen sirven de alimento a una enorme diversidad de organismos, principalmente camarones; muchas otras especies de peces pasan algún periodo de su desarrollo alimentándose de estos organismos y encontrando protección entre las raíces. Los ecosistemas del manglar se organizan de una manera particular que determinan una zonación, lo que constituye comunidades diferentes, estructuradas por las características edificas, topográficas y algunas variables físico químicas del suelo.

Los manglares se pueden agrupar en cuatro tipos fisiograficos y fisionomicos, con características de organización y ubicación definidas y manteniendo una relación con la zonación:

     

  • RIBEREÑO: se refiere a los manglares que se desarrollan a las orillas de los ríos influenciados por un lavado constante del suelo.
  • BORDE : manglares que se desarrollan a las orillas de las costas protegidas y que soportan continuos oleajes.
  • CUENCAS: manglares que crecen detrás de los ribereños y de los de borde. Por su ubicación la renovación de agua es lenta y tienen a ser mas estables. De ahí su uniformidad, igualmente las especies dominantes, Avicennia germinans y Laguncularia racemosa emiten neumatoforos para contrarrestar la eficiencia de oxigeno y otras para aguantar salinidades altas.
  • ESPECIALES: bosques de fisionomía achaparrada y de bajo desarrollo debido principalmente a condiciones de alta salinidad, baja disponibilidad de nutrientes y temperaturas extremas y generalmente dominado por avicennias germinans.

     

El bosque es el productor de extensas cantidades de fauna, rico en material orgánico, en alimento de toda clase de moluscos, ostras o caracoles, el manglar es un ecosistema abierto que importa sedimentos de los ríos y exporta materia orgánica a otros ecosistemas o al mismo estuario, constituyéndose en un bosque tropical con una altísima diversidad faunistica, haciendo al manglar junto con los arrecifes y las praderas una sucesión natural mas importante y singular para el nacimiento y desarrollo de la ictiofauna mundial. Sobre todo en los peces ya que podríamos encontrar hasta las 2/3 partes de las especies de peces en el planeta.

El manglar es un ecosistema muy generoso que ayuda a mantener buena parte de la red alimenticia estuarina y marina, hasta el punto de que la pesca dependa directamente de la existencia del manglar y de su capacidad para producir nutrientes orgánicos y de servir de criaderos. El manglar es un sistema complejo integrado por diferentes ambientes, en cada ambiente hay una fauna asociada que puede compartirlas con otros ambientes, puede ser el follaje, las ramas de los troncos, las raíces, el suelo; en cada una hay infinitas posibilidades de vida cada uno de los ambientes recrea el espacio que cada ser necesita para vivir.

El manglar es un filtro biológico que evita la entrada de material suspendido de otros ecosistemas, comportándose en un eslabón entre la vida marítima y la vida terrestre, y por ejemplo podría beneficiarse del arrecife que lo protege del oleaje, haciendo una interacción. La formación del manglar depende directamente de que se proteja del embate directo del mar, y que viva en un medio intolerable para otras plantas, en condiciones adecuadas de buen flujo exterior, el manglar conforma extensos bosques monoespecificos llamados rodales.

Una de las funciones del ecosistema del manglar es comparada como la de un gran riñón, que retiene valiosos sedimentos y filtra sales minerales a través de sus organismos planctonicos y

filtradores, e intégralos así mismo a una gran cadena alimenticia

3. Funcionamiento de manglar.

Adaptación a la Salinidad.

Para poder vivir en medios expuestos a aguas salinas, los mangles han desarrollado tres importantes estrategias:

  • Toleran altas concentraciones e sal en la savia.
  • Realizan secreción activa de sales a nivel de raíces y hojas
  • Pueden remover sales por acumulación en hojas viejas antes de estas se desprendan. Muchos manglares utilizan muchas de estrategias. EJ. El mangle rojo bloquea la entra de sales a nivel de las membranas celulares en la raíz. Al respeto Rhizophora se caracteriza por una alta presión negativa en la savia, entre –35 a –60 atmósferas, mientras que la presión del agua marina es –25 atmósferas y el contenido de Cloruro de Sodio en el xilema es tan solo de 1.2 a 1.5 mg/ml. Esta diferencia e presión, entre la planta y el madio, le permite al mangle rojo obtener agua dulce osmóticamente del agua salada, lo obtiene probablemente por una ultrafiltracion no metabólica en combinación con un transporte e iones. Este proceso es afecta sensiblemente por a luz, las temperatura y la edad de la planta. Por el contrario el mangle negro (Avicennia) absorbe con el agua grandes cantidades de sal para mantener una presión osmótica interna y permitir de esta manera una activa entra de agua dulce. El exceso de iones no esenciales se excreta mediante glándulas foliares epidermales. Las glándulas al evacuar las sales, previenen los desbalances ionicos. Este control parece ser efectivo en medios altamente salinos en donde no sobreviven otras especies de mangles.

     

La resistencia a las salinidad varía mucho entre las especies. Se duda que haya un halofitismo obligado. Se puede criar rhizophora en agua dulce, pero puede también reproducirse mejor en agua Salobre con un 50% de agua de mar, aunque también se cree que el crecimiento óptimo es 25% de salinidad Marina.

En 1975 se demostró que el avicennia germinans laguncularia racemosa sobre en aúna salinidad de tres a cinco veces mayor que a la del mar, siempre que el suelo haya por lo menos de 7 y 10s% de arcilla. La tolerancia a la salinidad es reducida en los pueblos arenosos.

Resistencia a Submercion.

Un drenaje periódico es imprescindible. El Manglar si queda sumergido permanentemente. Las especies obvian las funciones reductoras, por medio de raíces aéreas y neumatoforos, que tienen un papel respiratorio por medio de los neumatoos. Al ser tapados por aluvión, Marea negra, pruebas experimentales, los árboles mueren. Las comas quedan siempre arriba del nivel de la pleamar. Las raíces aéreas están desarrollas en el genero rhizophora, pero también en la base del avicennia y del laguncularia.

Estas reacciones de las raíces no se limitan a los manglares, apareciendo bajo condiciones cenagosas, en particular en selvas pantanosas.

Transpiración.

El gran fisiólogo alemán schimper se había equivocado cuando hablaba de sequía fisiológica y transpiración reducida en los manglares. Faber en la edición de 1935 de Pflanzengeographie, corrigió esta afirmación. El manglar transpira tanto como en la selva húmeda ósea 21.4 toneladas diarias por hectárea ósea mucho menos que en el bosque templado, por la baja concentración de oxigeno.

Fotosíntesis y Respiración.

La productividad primaria neta es la diferencia entre dos procesos: fotosíntesis y respiración. El consiente respiración sobre fotosíntesis varia de 0.1 a 0.5 y depende de la salinidad, este asunto requiere estudios adicionales. La productividad se mide directa o indirectamente. La medición del crecimiento de la madera, de la mortalidad, y de la acumulación de mantillo de hojarasca permite una evaluación estadística bastante aceptable sobre la productividad neta.

Se han mencionado anteriormente rendimientos de madera en los manglares ordenados de malaya, en 8-9 metros cúbicos/ha/año hasta 16 metros cúbicos/ha/año, sometidos a cortas reacciones de 7 años.

Los rendimientos pueden ser variables según la composición floristica, de 13 metros cúbicos/ha/año. A lo largo de los canales de 9.5 metros cúbicos/ha/año para la asociación entre avicennia y rhisophora, y de 10m3/ha/año para la asociación entre avicennia, rhisophora y la laguncularia. Otros tipos tienen entre 5.7 y 9.1 m3/ha/año. Los matorrales enanos o rodales decadentes bajan hasta 1.6-1.7 m3/ha/año.

Los resultados de las mediciones del mantillo son difícilmente generalizables debido a las opiniones bastante diversas: varían entre los tipo, y entre un año y otro: de 8 ton secas/ha/año, según algunos científicos o varían bastante con 8.6 ton/ha/año; e 12.3 para el tipo avicennia mas rhisophora de 8.1 en rhisophora el borde de canales y de 7.8 para rhisophora a la orilla del mar; de 5.5 para rhisophora en matorral enano, de 5.4 para avicennia y de 3.6 para en rodales decadentes de avicennia mas rhisophora.

También varían las opiniones respecto a la época de máxima caída de hojarasca y sobre su variabilidad anual. Variando en las estaciones secas, o de lluvias, porque para cada caso hay un índice máximo de caída.

4. Sistematica de los manglares.

Los manglares son plantas leñosas no necesariamente relacionadas entre si y por lo tanto el termino manglar no es una clasificación taxonómica precisa, ando que cualquier planta leñosa que se desarrolla en un medio intermareal o submareal se denomina con este nombre. Por esto se hace indispensable establecer claras diferencias entre las familias que conforman esta comunidad las cuales tienen adaptaciones particulares y por lo tanto el reconocimiento hasta el nivel de especie es indispensable.

Familia Rhizophoraceae

En nuestro medio esta familia esta representada por el genero rhizophora el cual se reconoce fácilmente por las raíces en zanco y embriones alargados en forma de cigarros. Hasta el momento se han encontrado 3 especies que son:

     

  • Rhizophora mangle (mangle rojo).

Estos arboles pueden alcanzar hasta 45m. de altura especialmente en la desembocaduras de los ríos aunque normalmente tienen unos 15m. La corteza externa es de color gris claro, con manchas oscuras y cara interna es de color rosado. La madera es rojiza y no presenta anillos de crecimiento.

Las hojas se agrupan apicalmente en internudos cortos que son simples, opuestas, con tamaños que van de 8 a 10 cm. Aunque también se encuentran hojas de hasta 17 – 20 cm. De longitud.

Los primordios foliares están cubiertos por un par de estipulas (envolturas de protección) las cuales se caracterizan por presentar internamente glándulas amarillentas, que secretan un liquido viscoso el cual baña los primordios foliares. Las flores son péndulas relativamente pequeñas de unos 25 mm. De diámetro y se caracterizan por cuatro sépalos lanceolados gruesos, carnosos, valvados, coriaceos y permanentes de unos 10 mm. De largo. Hay cuatro pétalos angostos de unos 7 mm. De largo, lanudos, de color blanco o amarillento, que se desprenden fácilmente y ocho estambres de 5 mm. De longitud. En rhizophora mangle generalmente hay de 2 a 4 flores por inflorescencia y las bracteas son obtusas. Los embriones se caracterizan por ser generalmente algo curvados y por presentar una radicula que no sobrepasa los 30cm. De longitud.

     

  • Rhizophora Harrisonii Leechman, mangle rojo.

Tiene mas o menos las mismas características anatómicas de R.mangle y se diferencia de esta especia por tener una inflorescencia multifloral (mas de 4 flores), bracteas agudas y una costilla medial en los sépalos de color rojizo. Los embriones tienen radiculas de mas de 30 cm. De longitud.

  • Rhizophora Racemosa, mangle rojo.

Esta especie no se ha diferenciado claramente de R.Harrisonii pero se caracteriza por tener embriones con radiculas de hasta 65 cm. De longitud e inflorescencias multiflorales, con pedicelos de 3 o 4 mm. De longitud. El resto de las características son semejantes a las de las otras especies de mangle rojo.

Familia Avicenniaceae.

Esta familia solo tiene el genero avicennia y este mangle se reconoce fácilmente por no tener raíces ramificadas en forma de zancos sino raíces radiales de poca profundidad con abundantes pneumatoforos los cuales emergen perpendicularmente del suelo.

     

  • Avicennia Germinans, mangle negro.

Estos mangles pueden alcanzar 20m. De altura y se caracterizan por una corteza externa oscura y una interna amarillenta. Las ramas jóvenes son pubescentes. Las hojas son generalmente enteras, elípticas, oblongas o lanceadas y opuestas, generalmente unos 80 mm. De largo por 30 mm. De ancho, pero también pueden alcanzar 154 mm. Especialmente en zonas sombreadas. El haz es de color verde amarillento mientras que el envés es pubescente y de color verde plateado. Las flores son opuestas y están dispuestas en grupos terminales, sin tallo, generalmente de unos 5 mm. De diámetro. Tienen bracteas verdes, con un cáliz verdoso y cinco sépalos elípticos imbricados. La corola es blanca o amarillenta y tiene cuatro lóbulos de 12 a 20 mm. Y cuatro estambres insertos con anteras oscuras. El fruto es una cápsula ovalada y achatada en un extremo, con un eptocarpio carnoso dehiscente de unos 40 mm. De largo. El embrión se caracteriza por una radicula vellosa protegida por cotiledones suculentos.

  • Avicennia Tonduzii Moldenke.

Esta especie se diferencia de la anterior por un estilo de unos 0.75 mm. de largo, mas corto que los estambres, y tener hojas alargadas, unas cinco veces el largo por el ancho.

Familia Combretaceae.

Los manglares de esta familia se reconocen generalmente por presentar un par de glándulas cerca la base de las hojas.

     

  • Laguncularia Racemosa, mangle blanco.

Los mangles blancos pueden alcanzar hasta 20m. De altura, pero generalmente se conocen como arbustos de unos 6m. De altura, creciendo a lo largo de orillas de los esteros salobres, o en la desembocaduras de ríos que se represan con el ascenso mareal.

Las hojas tienen pecilios de unos 20 mm. De largo, con tonalidades rojizas, con 2 glándulas, una a cada lao, cerca de la base de las hojas. Las hojas son opuestas, simples, enteras, oblongas, con un ápice redondeado y de aspecto suculento. El haz se caracteriza por un color verde opaco, mientras que el envés se caracteriza por un verde pasto. Las flores son pequeñas, en forma de campana, con cinco pétalos blanco-verdosos de unos 3 mm. De largo y 10 estambres, con anteras en forma de corazón. El fruto es de unos 20 mm. De largo un tanto aplanado y provistos de fuertes costillas; la superficie externa es tormentosa. Esta especie posee un sistema de raíces radicales poco profundas, con pneumatoforos que se subdividen cerca de la superficie del suelo, del cual sobresale muy poco.

     

  • Conocarpus erectus linnaeus, mangle botón, mangle jeli o mangle Zaragoza.

Estos mangles generalmente no sobrepasan de 10m. De altura y normalmente se desarrollan sobre sustratos arenosos, detrás de las dunas. Las hojas son alternas y lanceadas. Los pecilios son muy cortos y presentan laminas a maneras de quillas, con glándulas a cada lado. Las hojas alcanzan unos 100 mm. De largo por unos 35 mm. De ancho. El haz es de color verde oscuro mientras que el envés es de color verde grisáceo. Las flores son muy pequeñas de unos 2 mm. De diámetro, de color verde y agrupadas en florescencias redondeadas o globulares de unos 12 mm. De diámetro, sin pétalos y con 5 a 10 estambres. Fruto formado por 36 a 56 agregados en forma de piña provistos con cámaras de aire.

Familia Theaceae.

Estos manglares se reconocen fácilmente por sus raíces cónicas, formadas por contrafuertes, tronco generalmente recto. Flores blancas grandes y frutos en forma de corazón con un espolón anterior.

     

  • Pelliciera rhizophorae, Triana y planchon, mangle piñuelo.

Estos arboles alcanzan hasta unos 20m. De altura y tienen un tronco recto fuertemente ensanchado en la base por raíces en contrafuerte parcialmente fusionadas separadas por estrechos pliegues, cuertos con venticelas respiratorias.

Las hojas son sesiles, oblanceoladas y agrupadas en manojos terminales. Tienen una capicula cerosa, con un borde mas ancho y provistos de restos glandulares, los que dan un aspecto acerado. Las flores son grandes, sesiles y solitarias, de unos 70 mm. De largo y se desarrollan protegidas por dos rateas de coló osao. Hay cinco sépalos provistos de nectáreos básales y cinco pétalos blancos ensanchados en la base. Se presentan cinco estambres, con filamentos adheridos a canales a lo largo de la columna del estilo. El fruto es relativamente grande de unos 9 por 7.5 cm, con un pericarpio flotante de color café rojizo y un espolón terminal, que corresponde al resto del estilo; hay una serie de surcos de fractura por lo cuales se abre la envoltura flotante y se lieran los cotiledones con el embrión. El embrión se encuentra en una cavidad llena de un liquido espeso de sabor azucarado, retenido por los 2 cotiledones suculentos.

Familia Caesalpinaceae.

     

  • Mora Megistosperma, mangle nato.

Estos son realmente corpulentos y pueden alcanzar hasta 45m. De altura.

La corteza es de color café rojizo, cubierta por nódulos; albura crema. La característica distintiva son las amplias raíces tabloides o en estibo cubierta con lenticelas; la porción subterránea se caracteriza por raíces filamentosas, dispuestas como una escoba, con nódulos nicorrizales.

Las hojas son parafinadas y alternas, de unos 15 cm. De largo. Las flores son muy pequeñas y se disponen en densos racimos de unos 12 cm. De largo con mas de doscientas flores por inflorescencia la mayoría de las cuales se caen. El fruto se caracteriza por ser una gran legumbre dehiscente, que generalmente contiene una semilla y máximo dos. Los gruesos cotiledones encierran en una cavidad central llena de aire al embrión desarrollado lo que permite su flotación.

Los natos adultos presentan frecuentemente troncos huecos y se caracterizan por recambios anales de hojas, generalmente en noviembre y diciembre, que le da al natal un aspecto otoñal.

Otras Plantas Asociadas Al Manglar.

El helecho terrestre se caracteriza por frondas pinadas extremadamente largas de hasta 2m. De textura coriacea con finas nervaduras raticuladas. Es tolerante al agua salada y ocupa sustratos estabilizados especialmente a lo largo de las orillas de los esteros o en zonas intervenidas. Otra importante planta asociada al manglar especialmente en su zona de transición con los pantanos de agua dulce y cuangariales, es la palma de naidi, una palma gregaria que se caracteriza por desarrollar raíces adventicias y evitar pneumatoforos, lo que permite ocupar suelos anaerobicos inestables, expuestos al agua salobre.

Cerca de los manglares como en zonas mas estabilizadas y generalmente sobre sustratos areno-fangosos encontramos la majagua, un arbusto que se caracteriza por grandes flores de color rojo o amarillo.

5. Zonación de manglares

Hay una serie de descripciones de diferentes tipos de manglares, que dependen de ciertas características medioambientales, como amplitud y rango de penetración de las mareas, composición del suelo, oferta de agua dulce, protección de la acción directa del oleaje y del acarreo de arena, flujo de nutrientes, microtopografia y clima entre otros, considerando estos factores podemos identificar los siguientes tipos de manglares ya que estos factores determinan adaptaciones especiales.

Manglares de barras.

Estos manglares se caracterizan por desarrollarse detrás de una barra de protección, conocida locamente como "bajo", la cual corre generalmente paralela a la costa, separada de esta por una laguna o batea mareal. Esta barra actúa como una barra de sedimentos, lo que permite la formación gradual de playones fangosos, relativamente protegidos del oleaje en zonas someras de la laguna. Esto favorece el alcance de embriones especialmente los del mangle rojo. Esta fijación no se realiza exitosamente en playones expuestos al oleaje. La dinámica de formación de playones fangosos y fijación de manglares se aprecia claramente en cinturones de mangles de diferente altura y edad, correspondientes a distintos periodos de fijación; frente al manglar joven se esta formando un nuevo playon fangosos, que será colonizado rápidamente por nuevos embriones.

Generalmente la zonación en estos manglares de barra se caracteriza por un primer cinturón de mangles jóvenes pioneros, casi siempre pertenecientes al mangle rojo. Esta comunidad domina generalmente toda la zona con sustratos inestables, expuestos a una amplia acción mareal. El mangle pionero se continua con comunidades maduras de mangle rojo. Sustratos mas estabilizados, generalmente con un contenido alto de arena (47%) y lino (40%) y expuestos a niveles mareables mínimos de unos 30 cm. Están dominados normalmente por rodales de mangle iguanero. Zonas mas estabilizadas correspondientes en la mayoría de los casos de sustratos terciarios de lodolitas expuestos a la marea, están ocupados por el mangle piñuelo y los natales. En este tipo de manglar se observa claramente que la zonación esta estrechamente relacionada con la protección efectiva de la barra, la penetración de las mareas y la microtopografia. El manglar limita en las zonas de máxima penetración mareal con los naidisales y estos a su vez con los pantanos de agua dulce y los cuagariales. La acción de las mareas juega por consiguiente un importante papel, ya que transporta nutrientes hacia el interior del manglar y limita con su acción periódica el desarrollo de otras comunidades terrestres no tolerantes al agua salada eliminado de esta manera a otras comunidades competidoras adaptadas a sustratos anaerobicos e inestables, pero no al agua salobre.

Manglares Invertidos.

Dentro de la dinámica de las barras, estas pueden estabilizarse, al aumentar el contenido de limo. De esta manera lentamente se va colmando la antigua batea lagunar, entre la barra y el manglar pionero, con sedimentos y material orgánico proveniente en gran parte del aporte de los mismos manglares y de los sedimentos arrastrados por los ríos o colubios. La zonación de estos manglares es particular, porque la playa estabilizada se caracteriza por ser alta. Esto impide la penetración frontal de la marea y favorece el desarrollo de una comunidad alofoba la cual se extiende hasta la franja de la máxima penetración mareal. El borde interno de la barra estabilizada que da hacia la antigua batea se caracteriza por presentar en las partes mas altas, generalmente con un 70% de arena, poblaciones de mangle Jeli y Majagua; estas asociaciones se continúan gradualmente con comunidades del mangle iguanero, formándose amplios rodales en zonas mas ricas en limos, e intercambios maréales. Los sustratos inestables, generalmente hacia el interior de la batea, se caracterizan por poblaciones de mangle rojo, expuestos a un continuos intercambios de mareas. Estas zonas internas de las bateas están surcadas por esteros y canales maréales, los cuales rompen en algunos puntos de las playas y de esta forma permiten una comunicación temporal con el mar. Las partes mas estabilizadas de la batea, vuelven a estar ocupadas por el mangle iguanero y por mangles como el piñuelo y el nato, dependiendo del tipo y estabilidad del sustrato. En zonas planas estos manglares se continúan con los naidisales, pantanos de agua dulce y cuangariales, lo que esta determinado por la penetración de las mareas salobres y el represamiento del agua dulce. Este tipo de manglar evoluciona a partir de un manglar de barra, al estabilizarse la barra protectora y colmatarse la batea. Normalmente al frente de una barra estabilizada se desarrolla una nueva barra y de esta manera se integralmente el proceso, formándose primero un manglar de barra y Despues un manglar invertido, dependiendo de la estabilidad de la barra y la sedimentación de la laguna interna.

Manglares Ribereños.

Estos manglares tienen una zonación particular, determinada en gran parte por la máxima penetración de las mareas. Generalmente la zona del río afectada directamente por la acción de las mareas y dominada por sustratos relativamente inestables, esta colonizada por cinturones de mangle rojo, especialmente rhizophora Harrisonii, con arboles que pueden alcanzar hasta 45m. De altura. Las zonas mas elevadas influenciadas por las mareas, lo mismo que las bateas expuestas a intercambios reducidos de aguas maréales, están generalmente dominadas por rodales de mangle iguanero.

Detrás de estos cinturones y en zonas con represamiento de aguas de lluvia, se extienden los naidisales y cuangariales. Estos últimos se limitan a bateas permanente cubiertas con agua dulce. A lo largo de las orillas bajas del río y en zonas expuestas a penetraciones temporales de agua salobre, aparecen cinturones de mangle comedero y rodales de avicennia germinans. Sustratos estabilizados están generalmente dominados por natos.

Manglares Enanos.

Con este nombres se designan todas las formaciones de manglares que se desarrollan sobre sustratos inadecuados, como plataformas de rocas sedimentarias expuestas al agua salada y en bateas predominantemente arenosas, con poco intercambio de aguas maréales. Sobre estos sustratos los manglares generalmente no sobrepasan los 4m. De altura y presentan un desarrollo anormal.

Manglares de Borde.

Estos manglares dependen en gran parte de la microtopografia y del tipo de sustrato. Generalmente se forman sobre sustratos erosionados a lo largo de la costa, normalmente en bahías protegidas o rodeando islas con plataformas bajas. Este tipo de manglar se caracteriza por una franja frontal con sustratos inestables, dominada por el mangle rojo, mientras que la plataforma estable esta dominada por el mangle piñuelo.

Manglares de Islotes.

Este tipo de manglar se forma sobre playones fangosos poco expuestos o permanentemente sumergidos, ocupados por mangles de genero rhizophora. Estos sustratos inestables solo pueden ser colonizados por embriones largos como los del mangle rojo.

Es importante anotar que en la zonación de los manglares también hay que considerar la competencia entre las diferentes especies de mangles y la capacidad de colonizar nuevos sustratos. Las altas precipitaciones son muy buenas para el manglar porque permite un continuo arrastre de nutrientes y determinan unas bajas concentraciones de sal en suelo y por consiguiente los mangles gastan menos energía en los procesos de control del potencial osmótico o la evacuación de sales. Al no presentarse huracanes se favorece al desarrollo de mangles de altura considerable.

6. Suelos de manglares.

Los suelos de los manglares se pueden dividir en dos grandes categorías (inorgánicos, y orgánicos) de acuerdo con su origen.

Los suelos inorgánicos se forman por depósitos graduales de limos y arcilla en planos aluviales. Estos suelos son generalmente ricos en nutrientes debido en parte a la formación de miselios, integrados por partículas de arcilla cargadas negativamente (aniones) las cuales atraen iones positivos (cationes) especialmente calcio, magnesio y potasio, reteniéndolos temporalmente (absorción) de esta forma no permiten su rápido lavado, dado que estos iones son solubles en agua. Algunos iones se unen mas fuertemente a estos miselios que otros, especialmente el hidrogeno, calcio, magnesio, y potasio. En esta competencia por la superficie del miselio, el hidrogeno tiende a desplazar otros iones y por esto es importante que se incorporen constantemente nuevo material coloidal con miselios, aportados por las mareas. Estas ofertas de nutrientes determina que los manglares afectados tengan un gran desarrollo, lo que normalmente alcanzan en zonas influenciadas regularmente por sedimentos fluviales y resuspensiones de coloides transportados al manglar por la acción de las mareas. Los manglares que se desarrollan en este medio los vamos a denominar como "manglares de planos lodosos" y dependen de un constante aporte de nutrientes.

Las bateas y playones arenosos, también conforman suelos inorgánicos, pero estos son generalmente pobres en nutrientes, dado que los grados de arena conforman un material estructural inerte. Como este material inerte es pobre en miselios arcillosos, no puede retener nutrientes con facilidad especialmente en zonas con altas precipitaciones. Entre los granos de arena el agua percola rápidamente y arrastra iones solubles, lo que conlleva a rápida perdida de nutrientes esenciales y acumulación de compuestos insolubles tóxicos, como aluminio y hierro. Esto determina en gran parte, que los manglares se forman en estas bateas arenosas expuestas temporalmente a las mareas y pobres en arcillas, en esas zonas el mangle tiene poco desarrollo y a pesar de recibir continuos nutrientes por la acción de las mareas, estos nutrientes aportados se pierden rápidamente al ser lixiviados por los continuos arrastres del agua lluvia. Por lo tanto los mangles que forman a estos sustratos estructurales entran en la categoría de mangles enanos, lo mismo que los mangles que crecen sobre sustratos rocosos, con poca oferta de miselios coloidales.

El tercer tipo de manglar de acuerdo al sustrato se desarrolla sobre suelos orgánicos que se forman en bateas con una alta acumulación de restos orgánicos. Estos suelos se caracterizan por tener poca arena, limo y arcilla (alrededor 10%) estas turbias se mantienen por procesos anaerobicos y los nutrientes esenciales se lieran gradualmente por la descomposición de la materia orgánica en las zonas aeróbicas y por procesos físicos de oxidación, sufriendo una continua remineralización, lo que permite la recirculación gradual de los nutrientes. Además, estos suelos son inundados periódicamente con aguas maréales lo que permite una incorporación temporal de nutrientes. Estos nutrientes pueden ser retenidos por miselios orgánicos de humus y de esta forma no se pierden rápidamente por arrastre durante las lluvias. Además, estas bateas orgánicas tienen una saturación permanente de agua y un drenaje interno lento.

Enfermedades y herbívorismo.

Se conoce muy poco sobre la fitopatologia de los mangles, aspecto importante si se piensa en futuras actividades de manejo y practicas silviculturales. Una de las enfermedades mas comunes y que puede alcanzar infecciones hasta del 30% en manglares sometidos a tensores como en mulato, es la causada por hongos del genero Cercospora junto a estos hongos producen grandes manchas necroticas oscuras en las hojas del mangle rojo, las cuales se desprenden antes del tiempo del árbol, quedando muchas ramas desnudas. Junto a la mayoría de los mangles que se desarrollan en medios óptimos, se caracterizan por tener altos contenidos de tanino, hasta de un 42%, un material capaz de aglutinar proteínas e inhibir la actividad enzimática, lo que sugiere que protege a los mangles contra el ataque de hongos y otros organismos.

Pero sin lugar a dudas la enfermedad mas llamativa del mangle rojo es la deformación que pueden sufrir algunas zonas del tronco y ramas, por la formación de nódulos prominentes hasta de 80 cm. De diámetro razón por la cual se les llama "mangle macho" en la región utilizando el método de olexa y Freeman se logro aislar el posible agente que de acuerdo con las claves de Barnets y Hunter corresponde un hongo Cylindrocarpo, que causan deformidades. Al parecer la liberación de ácido indolacetico por parte del hongo estimula la división celular en el mangle lo que conlleva a reacciones y descontroles en la planta, estimulando el crecimiento desordenado del tejido local, lo que induce la formación de estos nódulos.

Hay otras plagas que afectan al mangle rojo, especialmente insectos como las larvas de macrolepidoteros de la familia sphingeidae las cuales comen activamente hojas y pueden causar serios daños. Hay otras larvas de mariposas como la ascolapha odorata las cuales comen hojas de mangle nato. La aparición de defoliaciones severas se presentan generalmente en bosques en donde la productividad esta próxima al "stréss" y en este contexto, los defoliadores removilizan rápidamente los nutrientes, resultando un estimulo a la productividad y por lo tanto están asociados con un alto grado de control omeoestatico.

Pero no solo las larvas de mariposas afectan a los manglares ya que también se han encontrado otros insectos como el coleóptero que es un parásito especifico de mangle, el cual produce serios daños en la radicula de los embriones no desprendidos del mangle rojo, y también perfora las raíces aéreas, induciendo en estas a deformaciones y activos procesos de ramificación. para defenderse del ataque de insectos, muchos mangles protegen a sus primordios foliares mediante estipulas, que se caracterizan por un alto contenido de taninos y sales, y además secretan un liquido viscoso azucarado que sirve de alimentos a hormigas, las cuales al parecer protegen a la hoja del ataque de la larva especialmente del ataque de mariposas.

En cuanto a las raíces estas son perforadas por un crustáceos isopodo el cual produce daños de consideración de mangle rojo como en las raíces de piñuelo en donde excava profundas galerías, llegando incluso a fracturar las raíces de arboles jóvenes.

Dentro de los herbívoros también hay que considerar la actividad de los cangrejos especialmente la de los cangrejos de mangle, el cual consume hojas de mangle rojo, lo mismo que el cangrejo tasquero, el tasquero es un cangrejo trepador omnívoro que incluso depreda al cangrejo del mangle e insectos pero también come flores, especialmente pétalos del piñuelo. Otros herbívoros de consideración consumen regularmente hojas de mangle, son los venados que entran al manglar los cuales comen una buena cantidad de follajes y brotes especialmente del mangle iguanero y del mangle comedero. Este aspecto es importante y se ha encontrado que las hojas del mangle iguanero pueden tener hasta 4.25% de su peso seco en grasas y un 11% en proteínas crudas, lo que hace que sea excelente planta forrajera para animales, sin incluir el aporte de sales.

Los embriones y plantulas de mangle, también son seriamente afectados por crustáceos, especialmente por el cangrejo azul, y la mapara. estos cangrejos gecarcinidos eliminan a cualquier embrión recién anclado, y planta que se desarrolle debajo de los mangles adultos e incluso cuando se talan los manglares, para sembrar cocos, estos cangrejos al perder su hábitat natural se convierten en verdaderas plagas, porque consumen total o parcialmente las hojas jóvenes de las palmas de coco. El cangrejo del mangle también puede pasar a ser plaga cuando se destruye o altera su hábitat ya que consume activamente flores de la palma de coco, con lo que se reduce considerablemente la producción de frutos. En zonas cerca de las playas y sustratos mas estabilizados, los cangrejos ermitaños especialmente coenovita compresus, comen las radiculas de los embriones del mangle rojo y los cotiledones del mangle nato arrojados por el mar, a pesar de que estos últimos tienen un 40% de taninos. Esta parece ser la razón por la cual los embriones del mangle se desarrollan sin mayores problemas de herbivorismo sobre sustratos recientes inestables no ocupados por crustáceos por el cangrejo azul y la mapara. Estos cangrejos ocupan normalmente playones fangosos estabilizados, en donde pueden construir sus cuevas, lo que no pueden hacer sobre sustratos blandos. Esto le da tiempo a los embriones para desarrollarse y pasar a ser arbustos, los cuales no son atacados por estos cangrejos.

7. El ecosistema del manglar – estuario como habitat.

Hasta ahora hemos visto que las aguas estuarinas constituyen un ecosistema caracterizado principalmente por la existencia de plantas tolerantes a medios salinos, algunas de las cuales se denominan manglares. Estos vegetales altamente adaptados, sostienen gran parte de la productividad ecológica de estos lugares proporcionando la mayor cantidad química potencial, la cual sirve para la nutrición no solo de los organismos que viven en ellas, sino que también en otras zonas vecinas mediante la exportación de una parte de la energía almacenada y liberada por los manglares.

Esto hace que este ecosistema tan productivo albergue una gran cantidad de organismos constituyéndose en verdaderos bosques tropicales de alta diversidad faunistica.

Esta alta productividad se debe a la muerte temprana y caída de las hojas ya que el manglar es un sistema abierto a herbívoros, a través de la cual se transporta materia. Los procesos que dirigen el flujo de materia puede ser físicos o biológicos. Estos factores controlan la tasa de importación, exportación y almacenamiento de materia.

Principales biotopos del ecosistema manglar-estuario.

La mayor parte de los manglares se han desarrollado en suelos cuaternarios, provenientes de la erosión continental y pequeñas fosas litorales rellenas con sedimentos, constituyéndose entonces en una comunidad que presenta como hábitat sustratos blandos. En algunas regiones de la costa los manglares crecen sobre playas fango – pedregosas formadas por la erosión activa, de formaciones sedimentarias de lodolitas, arenisca y conglomerados, en la cual intervienen una serie de organismos, razón por la cual se conoce como bioerosion. Como esta erosión es un proceso que todavía esta ocurriendo, se pueden presentar zonas terciarias, playas arenosas, y manglares juntos. Como puede apreciarse el ecosistema del manglar reposa principalmente sobre sustratos bajos aunque ellos mismos junto con lo arboles y las rocas persistentes, forman elementos de sustrato duro, dentro o sobre sustratos fangosos, base del ecosistema.

Podemos decir entonces que los manglares constituyen un enclave de sustrato duro y de sustrato blando.

En realidad la situación es mas compleja el mangle no se puede considerar separado de su entorno como la superficie del mar, la columna de agua, el fondo sólido de estos cuerpos de agua, a los diferentes paisajes que lo rodearan, además de los ya considerados arboles propiamente dichos. Estas diferentes zonas, ocupadas por organismos que presentan diferentes adaptaciones para cada tipo de ambiente se denominan biotopos.

Playas arenosas.

Estas formaciones ocurren en las bocas de las zonas estuarinas como desembocaduras de los ríos, bordes marinos de bahías o golfos, y bordes de esteros, generalmente en contacto directo con el mar abierto donde soportan la acción continua de oleajes fuertes. Estas playas se forman por el aporte de arena silicea de origen continental traídas por los ríos que desembocan en los estuarios.

En algunas regiones la caída del material arenosos proveniente de los ríos no se realiza directamente en el borde costero, sino que, como consecuencia de las corrientes marinas, se produce a corta distancia de la costa formando bancos arenosos, los cuales continúan creciendo, formando inicialmente bajos y posteriormente extensas playas que sirven de barrera al choque de las olas. Estos bancos juegan un papel muy importante en el mantenimiento de la alta productividad de los estuarios puestos que retienen el material detritico producido por la continua caída de las hojas de los mangles el cual es exportado normalmente del estuario por las mareas. Las presencia de la barra actúa como una trampa de nutrientes durante la bajamar, y posteriormente cuando la marea vuelve a subir, los nutrientes son nuevamente transportado a las zonas del manglar. En esta forma tanto la energía como los nutrientes químicos son aprovechados al máximo en el interior del estuario, lo cual tiene como consecuencia una alta productividad de los ecosistemas.

Acantilados.

Este biotico forma parte de los estuarios de algunas regiones en donde las formaciones terciarias llegan directamente al mar. Estas rocas sedimentarias de origen terciario se encuentran en un proceso continuo de bioerosion. La erosión que se produce en estos acantilados lleva a la formación de playas rocosas constituidas por bloques, cantos, grabas zonificadas por tamaño desde el acantilado hacia el mar. Estas playas rocosas constituyen un sustrato mixto, y por la forma como conservan la humedad del ambiente durante la marea baja, aparte de brindar protección para una gran cantidad de organismos se caracterizan por sostener comunidades de animales muy diversas. Cuando estos enclaves rocosos ocurren dentro de áreas de manglar constituyen un sustrato alterno para las mismas especies de manglares o para especies de zonas rocosas.

Planos de lodo.

Están constituidos por grandes extensiones de terrenos fangosos las cuales se descubren durante la marea baja. El fango que los forma proviene de la erosión de bordes costeros enriquecido por el material detritico proviene de la descomposición de las hojas y troncos de los manglares. Estas zonas son ricas en nutrientes y su alto contenido energético se ve aumentado por el reflujo de nutrientes desde la barra arenosa. Los planos de lodo generalmente están seguidos hacia la costa por ,manglares en diferentes tipos de zonificación.

Arboles de mangle.

Los arboles de mangle constituyen el biotipo mas abundante y mas frecuente de los estuarios. En realidad en esta zona hay mas de un biotipo porque las partes de cada árbol y el sustrato sobre el cual se encuentran poseen diversas condiciones físico – químicas y boticas, estando habitadas por comunidades diferentes, las cuales pueden o no tener elementos en común.

En general, las zonas de manglares pueden dividirse en los siguientes biotipos bien marcados: hojas, ramas, troncos, y raíces y superficies del lado bajo de los manglares y subsuelo. Cuando se encuentran rocas entre los arboles de manglar, estas pueden ser consideradas como otro biotipo.

Zonas sumergidas.

En los estuarios también hay algunas zonas que, aunque se ven afectadas ligeramente por los cambios maréales en mayor o en menor medida por las corrientes formadas por ellas, permanecen siempre sumergidas bajo capas de agua marinas que pueden oscilar entre 0 y 40m. Aunque son mucho mas comunes profundidades de 0 a 10m. Estas zonas corresponden al fondo de las bahías o de los esteros. En la mayor parte de los esteros, el sustrato del fondo de estas zonas es principalmente blando, fuertemente enriquecido con el material detritico, y ocasionalmente con rocas pequeñas.

8. Organismos asociados a los manglares.

Los manglares no solo representan una fuente de energía y sustratos de sostén sino que también sirven como área nodriza y de medio de protección a una gran cantidad de organismos que encuentran en sus troncos, entre sus raíces o en el fango un refugio natural.

Entre ellos encontramos Microorganismos, que representan un grupo muy importante en la biota de los estuarios puesto que tanto bacterias como hongos intervienen en procesos básicos como el de descomposición, estando a adaptadas para utilizar el material detrtico producido por la caída de las hojas o los productos intermediarios dejados por la degradación mecánica, química o realizada por otros organismos.

Microorganismos

Los principales grupos de microorganismos que se encuentran en estas áreas son bacterias y hongos, los cuales pueden utilizar carbohidratos, proteínas, grasas, celulosalignia y transformando el tejido vegetal en descomposición en protoplasma microbiano. Las levaduras también son muy importantes pudiendo presentarse en grandes números en algunos estuarios.

Bacterias.

Las bacterias son uno de los principales grupos que habitan en áreas de los manglares. Las más comunes pertenecen a los ordenes Beggiatoales y thiorhdaceae. Estos grupos de bacterias cumplen el papel de renovar el H2 S, el cual es tóxico, transformándolo por medio de reacciones químicas en azufre elemental o en sulfuro el cual es precipitado al fondo lodoso de los estuarios La mayor parte de bacterias se encuentran en zonas de planos lodosos anteriores a los manglares donde se hallan asociadas a las partículas de sedimentos, hojas de mangle Muertas y a materia orgánica partículada. En estas condiciones obtiene la energía a partir de detrirus y de materia orgánica disuelta.

     

  • hongos y levaduras

     

Anteriormente hemos visto que una gran cantidad de especies de hongos, prácticamente de todos los grupos sistemáticos, se han registrado en zonas estuarinas. se pueden dividir en dos tipos de acuerdo con su ecología: hongos lignicolas, y no lignicolas.

Las levaduras, aunque han sido poco estudiadas, son abundantes e importantes en estuarios participando o en los procesos anaerobicos.

La mayoría de levadura se encuentran en zonas de aguas dulces, denominadas cabeceras de los estuarios donde son favorecidas por el agua dulce y la materia orgánica proveniente de los ríos.

El Plancton Estuarino

La composición del plancton estuarino no es en esencia muy diferente a la de él plancton marino aún que para ambos grupos fito y zooplancton se presenta un ligero aumento en el número de especies debido a la presencia de varias especies de agua dulce de los Ríos que pueden adaptarse a las variaciones periódicas de salinidad y de otros factores climáticos, y hidrográficos, y bioticos.

Los factores que afectan a estas comunidades son: forma y tamaño de los estuarios, profundidad, turbidez, salinidad, temperatura, nutrientes, mareas y corriente.

Fitoplancton

El Fitoplancton En esta constituido por los organismos conocidos como microalgas. estos pueden clasificarse en entró dedos grupos mayores:

     

  • Formas eucorioticas
  • formas procarioticas. Dentro de este grupo se encuentra la mayor parte de las microalgas conocidas en los estuarios. Algunas de estas necesitan obtener su alimento a partir de otros organismos lo que se considera un papel fundamental en los estuarios pues constituye una fuente de alimento en la red trofica y que por las corrientes son exportados a zonas marinas costeras y además proporcionan la mayor fuente de oxígeno para el agua de los estuarios estas son algunas de sus especies:
  1. Volvocales.
  2. Euglenophyceae.
  3. Dinoflagellata.
  4. Bacillariae.

     

Zooplancton

La composición del zooplancton estuarino es en esencia similar a la de zonas marinas aunque presentan un número más elevado de especies estuarinas, donde se realiza la reproducción de peces, moluscos y crustáceos y por tanto a la mayoría de ellas prados de su vida como larvas plantonicas en los estuarios.

Posteriormente van como adultos a sus diferentes hábitat. Estos organismos se denominan meroplancton.

9. El Manglar Como Un Recurso.

El manglar como recurso forestal.

El manglar es un conjunto de especies moderables en asociación de las cuales domina la especie mangle (rhizophora sp).

Desde el punto de vista ecológico, se relaciona con una formación arbustiva-arborea que se encuentra y ocupa densamente los litorales tropicales de terrenos con relieve plano y fangoso, periódica y parcialmente inundados por aguas relativamente tranquilas en estuarios, ensenadas, islas, islotes y deltas donde no se presenta una diferencia marcada entre la pleamar y la bajamar.

En la costa del pacifico de Colombia, el bosque de manglar se presenta como una faja paralela al litoral, la cual en algunas partes penetra hacia el continente 20 Km o más, con influencia de la marea. Esta faja, en el litoral pacifico parte desde la frontera con la república del ecuador y se remonta hasta cabo corrientes donde sucede en algunas manchas hasta llegar a los limites con la república de panamá.

En esta zona de Colombia, el manglar esta constituido por dos tipos de bosque, el manglar maduro y el manglar joven, ocupando un área total de 281.200 hectáreas.

Por su parte, en el litoral Atlántico, el bosque de manglar se encuentra localizado en las islas de san Andrés y providencia, en el sistema deltaico del río Magdalena, en la ciénaga grande de santa marta en el canal del dique y en el golfo de Uraba, con un área total de 25.300 hectáreas.

Según la clasificación de formaciones vegetales en el mundo, en los dos litorales de Colombia la formación ecológica de los bosques de manglar es diferente: Costa pacifica, bosque muy húmedo tropical. Costa atlántica, bosque seco tropical.

Debido principalmente a estos tipos de formaciones ecológicas, la estructura en conformación de bosques de manglar es diferente en las dos costas colombianas, ya que las condiciones climáticas (precipitación, temperatura y nubosidad) varían ostensiblemente.

Por tal motivo, dicho bosque en la costa del pacifico es mejor estructurado en cuanto a altura, diámetro y exuberancia de la copa. Por el contrario, en las costas del caribe, el bosque del manglar es menos estructurado dando como resultado menor altura, menor diámetro y copas mas reducidas. En algunas partes, como el caso del golfo de Uraba, el bosque de manglar se presenta casi achaparrado.

La asociación manglar en Colombia es relativamente homogénea, y la constituyen dominantemente la siguientes especies:

Mangle rojo (rhizophora mangle).

Mangle negro (avicennia nítida).

Mangle blanco (laguncularia racemosa).

Piñuelo (Pelliciera rhizophoras).

Debido a las extremas condiciones edaficas del manglar las especies que componen este importante tipo de bosque necesitan adaptaciones especiales para nacer, crecer y desarrollarse en su ecosistema, el cual es considerado por los expertos en la materia como altamente productivo y a la vez excesivamente frágil.

Finalmente, el uso que se ha dado en Colombia al bosque de manglar es en el litoral pacifico para el aprovechamiento de la corteza con desperdicio de la madera, extracción de varas, pilotes y postes. En el litoral Atlántico para leña-carbon y sus industriales. En ambos litorales para la producción hidrobilogica.

Situación actual.

En Colombia los bosques de manglar ocupan áreas importantes en el litoral pacifico y en el litoral Atlántico, en el primero de ellos cubre un área aproximadamente de 281.000 hectáreas y en el segundo 25.000 hectáreas aproximadamente.

En el pacifico como ya se dijo anteriormente, el manglar se presenta en forma de faja desde el ecuador hasta cabo corrientes en el departamento del choco. Al norte de cabo corrientes existen algunas manchas de poco valor económico.

En el litoral Atlántico, la distribución del manglar es bastante discontinua, ocurre en cinco sectores de la isla de san Andrés y providencia. En el litoral continental la mayor extensión ocurre en el área deltaica del río Magdalena ( parque natural nacional isla Salamanca, ciénaga grande de santa marta, canal del dique) y en una mínima extensión en el golfo de Uraba.

Estado actual.

La totalidad cubierta por manglares ha sido intervenida para la obtención de diferentes productos y subproductos.

En la costa pacifica la explotación de mangle se remonta hasta el año de 1945, cuando se inicio la utilización de la corteza como materia prima para la industrias tónicas, llegando a su tope máximo entre 1952- 1968 en que se obtuvieron en promedio 30.000 ton equivalentes a un volumen moderable de 315.000 metros cúbicos/años (madera que quedo abandonada en el bosque y ya ha sido incorporada al suelo. En menor escala también se ha utilizado como pilotes, palancas y varas para construcción. En los últimos 5 años se ha utilizado para postes de conducción eléctrica y telegráfica. Las varas son obtenidas de la regeneración natural.. También se utiliza el manglar para la elaboración de carbón vegetal.

En los últimos 20 años las empresas madereras han explotado al manglar con 2 objetivos principales: Obtención de carbón activado para utilizarlo en el proceso de elaboración de textiles sintéticos y obtención de maderas para producir laminas prensadas de uso múltiple. En el promedio comprendido entre 1965-1978 se extrajeron en promedio 15.000 m3/años para fines industriales.

La intensidad de aprovechamiento, conllevo a la degradación de recursos, esto a mas de las evaluaciones adelantadas por el Inderena, sobre las consecuencias de la explotación madereras, condujo al instituto a tomar medidas para desactivar la presión de utilización del manglar a fin de permitir su recuperación natural.

En la costa pacifica, el objetivo principal del aprovechamiento fue la obtención de corteza con desperdicio total de la madera. De todas maneras en ambos casos el resultado final fue la marcada degradación del ecosistema de los manglares.

Ante esta situación, el Inderena como política prohibió el aprovechamiento de los bosque de manglares en esa región del país, y a su vez por intermedio del proyecto de eco-desarrollo emprende un plan de investigación de mangle tendiente a obtener pautas para el manejo adecuado en dicho ecosistema.

A pesar de esas medidas adoptadas por el Inderena, a manera de normas y políticas del ecosistema se encuentran en una fase de degradación la cual es mas acentuada en el litoral caribe.

Actividades de manejo.

En Colombia no se han adelantado actividades propias de manejo para manglares.

Bajo la denominación de "planes de ordenación", se han presentado al Inderena, programas de corte y extracción de corteza y madera, en los dos litorales. Estos "planes" se efectuaron en cumplimiento de disposiciones para obtener derecho al uso de recurso.

En estos planes se incluyeron previsiones técnicas y científicas para evaluar el comportamiento de los manglares durante la época de aprovechamiento y de post-explotacion. Se llego a recomendar inclusive la aplicación de modulación matemática de simulación para analizar la dinámica del bosque y del ecosistema en su conjunto incluyendo el análisis de flujo de nutrientes de todo el sistema.

En la practica sin embargo, se llego a un estado de degradación tal que impidió la continuación de la actividad industrial basada en el recurso boscoso del manglar.

Actualmente se continua con una actividad artesanal rudimentaria en las costas pacificas consistente en las extracción de varas de pequeñas dimensiones, para utilizarlas en construcción y la obtención de postes para la electricidad y telefonía, pilotes y palancas para construcción y leña-carbon.

Estimaciones de la producción actual.

No obstante la extensión de los manglares en Colombia (306.500 hectáreas), su producción actual es mínima, aproximadamente 12.000.m3, representado en productos tales como los mencionados antes, varas, pilotes, etc.

Es importante anotar que las industrias basadas en el recurso mangle desaparecidas por la degradación del bosque no podrán reinstalarse ni en el corto ni en el mediano plazo (5-15 años), y esto solo será posible si se adelantan labores de investigación, protección y manejo.

Presión sobre las áreas de manglar.

Se puede decir que hasta el año mas reciente para la costa del pacifico (1974), y 1979 ( para la costa Atlántico) la presión sobre las áreas de manglar fue excesiva, debido principalmente a factores de tipo socioeconómico (mano de obra de la población nativa, aprovechamiento de corteza, varas, pilotes, palancas leña-carbon e industrialización).

Dicha presión ha venido disminuyendo paulatinamente, primero por la desaparición de las industrias que usufructuaron el recurso y segundo por las medidas impuestas por el Inderena.

Hoy por hoy, la presión sobre las áreas de manglar ha bajado considerablemente, y se puede afirmar que es menor (salvo a la extracción de varas, pilotes, palancas y postes en el pacifico), lo anterior como consecuencia de las medidas de control (técnicas y legales) establecidas por el Inderena.

Estudio del manglar para su ordenación y manejo.

Teniendo en cuenta las caracterices especiales del ecosistema de manglar se hace necesario tomar medidas que deberán estar en función de una ordenación y manejo desde el punto de vida integral (características ecológicas, condiciones sucesionales, aspectos silviculturales, faunisticos e hidrobiologicos), debido fundamentalmente a que los manglares son ecosistemas altamente vulnerables y excesivamente frágiles a la acción húmeda.

Se sugiere una red y practica zonificación (a nivel semidetalle) de áreas de manglar tanto desde el punto de vista forestal como pesquero. Bases para tal fin son el mapa de bosques de Colombia ya concluido y la zonificación de áreas forestales de Colombia actualmente en ejecución.

Finalmente, a objeto de propender por un buen ordenamiento y manejo del ecosistema del manglar se hace indispensable emprender planes y programas de investigación básicas y aplicadas desde el punto de vista integral que incluya criterios tales como ecológicos, silviculturales, inventarios forestales y de regeneración naturales, zoológicos e hidrobiologicos, así como también de aprovechamiento forestal y pesquero adecuados al ecosistema mas productivo y a la vez mas frágil del mundo.

Actividades de manejo pesquero en el ecosistema del manglar.

La costas colombianas presentan dos tipos de formaciones geológicas; una de llanura de aluvial dominada por el geosinclinal de bolívar que por ser una zona plana es de constitución fangosa muy poco estable, dominada por una serie de canales y lagunas que permiten el flujo de las mareas, denominados comúnmente esteros; esta zona es interrumpida por los anticlinales costeros de rocas esquiaticas y conglomerados de origen fluviomarinos del terciarios, como se presenta en la parte norte de Tumaco (isla del gallo y colorado), en las orillas se encuentran afluencias de varios canales que están denominados por un cinturón de mangle conformado por las especies: rhizophora mangle, rhizophora harrisoni, rhizophora brevistyla, avicennia, laguncularia racemosa y Pelliciera rhizophora.

El manglar como sistema estuario.

El manglar es una comunidad de tipo costero boscoso tropical conformado por una comunidad de organismos que va desde invertebrados (crustáceos, moluscos, poliquetos, equinodermos, etc.) hasta vertebrados (peces, mamíferos y aves).

Los manglares tienen la propiedad de regular la fisiogeografia del terreno dándole características típicas de aguas con poco oleaje, suelos fangosos y gran contenido de detritos, determinando que la zonas donde se establecen son típicas de estuarios, EJ : bahía de buenaventura, Tumaco, ensenada de guapi.

Es así como se destaca el hecho de la conformación zonal de los manglares, ya que el primer mangle presente, encontrado de mar hacia tierra (rhizophora) tiene la propiedad de formar con sus raíces de tipo zanco, una barrera o filtro frenando la velocidad de las particulasen suspensión, haciendo que esta se precipiten al fondo modicando la estructura del terreno que las rodea, permitiendo se aumente el firme de la costa invadiendo de esta manera el mar.

Comunidades que habitan el manglar

omunidades que habitan el manglar.Bajo la gran actividad de vida en los manglares de la costa pacifica podemos dividir su influencia y costumbres de comportamiento así:

- Biota típica del follaje. Entendiendo esta como la parte sobresaliente de la influencia de la mareas. En este follaje detectamos la presencia de crustáceos tipo de capados.

- Biota típica de las raíces. Esta comprendida por los organismos que se ven influenciados por la acción de las mareas y que encuentran en estas raíces alimento y refugio, tales como crustáceos tipo cirripedios.

- Biota típica de sustrato. Se distinguen aquí los organismos en el fondo marino como en tierra firme; se destaca la presencia de crustáceos de capodos. En algunas ocasiones estos organismos proporcionan un medio de aireación del terreno, pues su forma de vida les obliga a construir guaridas con varios túneles de entrada que amplían la zona de contacto con el aire, oxigenando el terreno.

Importancia de los manglares en la cadena alimenticia.

Considerando este aspecto se ha dividido la influencia que relaciona la forma de alimentarse en dos tipos principales que son:

- Organismos dependientes directamente del follaje para su alimentación. Dentro de este grupo, es destacable la observación hecha por H. Von Prahl sobre la forma como }se alimentan las larbas de los camarones comerciales y en especial de la especie penaeus vannamei que es la mas utilizada en el cultivo de camarón, este se alimenta de la cera que contienen las hojas del mangle y por la acción de organismos internos y encimas esta cera es transformada en proteínas.

- Organismos que dependen indirectamente para su alimentación. Dentro de este grupo se consideran aquellos individuos que encuentran en los manglares un modo de fijación para vivir y obtener alimentos ( filtración), o que encuentren el medio propicio para realizar actividades de predacion, se destacan las especies unas cuantas especies de moluscos.

Se conoce que muchos peces encuentran diversos tipos de organismos del cual sustraen el alimento básico, y que estos a su vez sirven de alimentos para especies carnívoras típicas de la zona o casuales migratorias que encuentran en este lugar alimento suficiente. Además del hecho confirmado de que todos los estadios larvales y juveniles de las especies estualinas dependen de los nutrientes del manglar para su desarrollo.

Influencia de los manglares en las actividades pesqueras.

Es posible que los antiguos moradores de la zona costera, como la cultura Tuma, hayan tenido de los manglares áreas de reservas naturales para actividades pesqueras (1975), a partir de esta época los manglares representan un potencial en actividades que aportan una fuente de alimento y un recurso comercial y apreciable, los cangrejos proporcionan una fuente comercial considerable que desarrolla una comunidad especial de nativos dedicados a la elaboración de trampas y captura de dichos organismos junto con la preparación y conservación de esta especie para que lleguen vivo al consumidor. De otra parte se desarrolla otra comunidad pesquera que captura langosta, esta especie es muy apreciada por los consumidores y que proporcionan una buena fuente de ingreso para los pescadores.

Otra categoría importante es la llamada explotación de moluscos en regiones fangosas de manglar, dando origen a la llamada comunidad de pillangueros, la cual integran mujeres hombres y niños.

La explotación comercial de peces de tipo esturino u oceánico proporcionan una amplia fuente de ingreso para los moradores de esta región.

Importancia de la protección del manglar para la pesca

El manglar en Colombia es un sistema que ha permitido la formación de arreas estuarinas dando condiciones especiales de salinidad ph, nutrientes, centros de adición, etc. Que sostienen larvas y juveniles de organismos tan importantes como el camarón que sostiene casi 99% de las pesquerías de langostinos, igual mente en la especie penaeus representa la mejor perspectiva en el cultivo del camarón.

Al ser esta una barrera natural impide la acción erosiva del oleaje y la acción erosiva aleoica, ya que frena la fuerza de los vientos. Sus canales naturales permiten una dinámica normal del flujo y reflujo de la mareas.

Como lo mencionamos anteriormente al frente las partículas permiten la formación de nuevos suelos. Además cuando las hoja, cortezas y maderas caen al agua o al suelo contribuyen en la formación detritos. Parece evidente que su formación esta directamente relacionada con la pluviosidad de dicha área que garantizaría de alguna forma la producción de agua dulce. Estos factores han determinado que en algunas áreas que han sufrido accidente microtopografia de mangle, han tenido efecto en la estabilidad en la franja de manglar. De aves estacionarias y migratorias, da una sombra refrescante en los días de intensa radiación solar o como lugar de camuflaje de algunas especies para evitar diversos de predadores.

10. Factores que podrían contribuir a la degradación del ecosistema del manglar.

La comparación de tasas de deforestación entre piases no se pudo calcular porque los métodos usados para medir la extensión del manglar fueron variados. Además no hubo ni consistencia ni equivalencia en las fechas de medición. De todas maneras, los índices de muchos piases señalan tasas de deforestación significativa.

Ecuador, Colombia, Guatemala y el salvador muestran tasas de reducción de áreas del manglar de mas de 20% en los últimos 20 años.

La sobre explotación del mangle y la conversión a otros usos contribuyen a su degradación. Muchas de las actividades en áreas de manglar son comunes en todos los piases de la región y no se limitan a los piases señalados.

     

  • Madera de construcción y leña.

La madera del mangle es muy resistente a los insectos y es de uso muy popular en la construcción de viviendas rurales en los piases centro americanos.

Su uso como leña es muy difundido en centro América donde la sobre explotación del mangle para este fin es uno de los principales factores causantes de la degradación del manglar.

     

  • Tanino.

La producción de tanino es otro uso tradicional de la corteza del mangle. muchas veces se desperdicia gran cantidad de mangle cuando los leñadores y los que extraen la corteza de los arboles no coordinan su actividad de explotación.

     

  • Producción de sal.

La construcción de estanques para la producción de sal ha contribuido a la alteración de áreas de manglar. Se utilizan grandes volúmenes de leña de mangle para la producción de sal en hornos de evaporación.

     

  • Agricultura y ganadera.

La conversión de áreas del manglar a cultivos pastizales es una practica que ha ocurrido durante siglos. Sin embargo, este cambio de uso se ha visto acelerado en años recientes.

En las islas del caribe se extendió la frontera agrícola, principalmente los cañaverales, en áreas de manglar.

     

  • Instalación de fincas camaroneras.

En los últimos 20 años, el auge de la acuicultura de camarón ha causado un gran impacto sobre el ecosistema de manglar. En muchos piases de la región la instalación de piscinas camaroneras ha ocurrido en áreas de manglar o en áreas adyacentes, como las salinas o albinas.

     

  • Construcción de carreteras y urbanizaciones.

La construcción de carreteras, áreas urbanas, canales y represas ha alterado la hidrología del manglar en todos los piases. La construcción de carreteras canales y represas han sido factores importantes en la degradación de los manglares. Por ejemplo en Colombia con la construcción de la carretera cienaga-barranquilla se afecto gran parte del ecosistema del manglar ubicado en esta zona. Este es unos de los casos mas evidentes de la falta de planeación en la construcción de áreas urbanas y carreteras.

El desarrollo turístico, industrial y urbano y la construcción de carreteras quizás ejercen las mayores presiones en Colombia.

     

  • Obstáculos politicos-administrativos para el manejo adecuado.
  • Arreglos institucionales

La autoridad institucional sobre los recursos del manglar es dispersa en muchos piases de la región. Instituciones sectoriales administran e impulsan las actividades sobre las cuales la legislación les otorga jurisdicción. Así, actúan muchas veces sin tener una visión global e integrada del ecosistema. Comisiones insterinstitucionales o comisiones nacionales del manglar pueden mejorar la coordinación institucional pero raramente resuelve la diferenciación institucional relacionada con el manejo de un solo ecosistema.

Los manglares de colombia.

Colombia se sitúa dentro de la faja intertropical del mundo y ocupa sectores de los hemisferios norte y sur. Por ubicarse en la esquina nor-occidental del continente suramericano, es el único país de ese territorio que posee costas sobre el pacifico y el caribe. Esta faja costera de Colombia posee una gran variedad de ambientes dentro de los que se encuentran varios humedales pertenecientes a ecosistemas muy valiosos y de los mas productivos, pero a la vez, bastante frágiles a la acción humana y al cambio de sus condiciones ecológicas. Para el adecuado manejo de los paramilitares es eminente aplicar un criterio integral que atienda tanto a sus características ecológicas como las peculiaridades socioeconómicas de los diferentes sectores de estos ecosistemas.

El propósito de esta exposición es presentar en forma resumida el estado actual del manejo de los manglares de Colombia y hacer referencia a la estrategia dirigida a lograr su conservación y desarrollo sustentable.

     

  • Extensión y distribución geográfica de los manglares.

En Colombia, los manglares comprenden una superficie aproximada de 346.300 ha, de las cuales 65.000 corresponden al litoral caribe y 281.300 al litoral pacifico. Se ubican en áreas con precipitaciones pluviales anuales desde 150-200 mm hasta 2,000-6,000 mm en el litoral pacifico, donde esta formación alcanza un máximo desarrollo en terminios de biomasa.

En la costa del caribe, gran parte de los manglares tienen distribución discontinua, limitadas a ciertas bahías protegidas y de poca extensión. Las zonas con mayores extensiones se hayan en la ciénaga grande de santa marta, la isla de Salamanca, el canal del dique y los deltas de los ríos Sinu y Atrato. También, se encuentran manglares en estas costas en los territorios insulares de los archipiélagos del rosario y san bernardo, y en unas pequeñas franjas de las islas san Andrés y providencia. En las desembocaduras de los ríos palomino y don Diego en el departamento de la guajira se localizan pequeñas manchas de manglares.

Respecto a la costa pacifica los manglares se localizan en una faja casi continua, en su mayor parte, pero de anchura variable, desde el río Mataje en el sur hasta cabo corrientes punta ardita, la faja se reduce a pequeños rodajes, dada la presencia de acantilados.

Según el instituto nacional de los recursos naturales renovables y del ambiente se talaron 135.398 ha de manglar. Esto equivale a un ritmo de deforestación de 7.965 ha al añ0

11. Estrategia para la conservación de los manglares.

El gobierno de Colombia, a través de INDERENA, ha terminado la preparación preliminar de los mecanismos estratégicos para la conservación de los ecosistemas de manglares. Estos mecanismos se desprenden de un diagnostico exploratorio de los manglares del país, realizado por este instituto en 1992. INDERENA contempla lo siguiente:

- Establecimiento de una veda temporal, para el aprovechamiento de las especies de manglar en el ámbito nacional que durara hasta que los estudios que se desarrollen a mediado plazo proporcionen los esquemas de ordenación manejo.

- Refuerzos de las acciones de protección y vigilancia en los lugares tradicionales de aprovechamiento, así como en los centros de acopio, distribución y venta e los productos extraídos del bosque de manglar.

- Desarrollo de un programa intensivo de educación ambiental que se realizara en los lugares donde se efectúa el aprovechamiento de los manglares. El fin será difundir las razones de las medidas de protección, los verdaderos valores de los manglares a largo plazo, los motivos de las pautas de manejo dentro de un marco que permitirá disfrutar de beneficios de manera sostenida.

- creación de un comité nacional de manglar que será cuerpo asesor de políticas y gestión de los manglares.

- continuación del desarrollo del proyecto nacional actualmente en marcha de recuperación de la ciénaga grande de santa marta. Este esta encaminado a restablecer los flujos de agua dulce y de agua salada en los ecosistemas de manglar.

- puesta en marcha de un centro de datos para proyectos integrales de planificación y manejo de manglares.

- desarrollo de un proyecto de ordenación para usos múltiples y conservación de los manglares de Colombia aprobado por la organización internacional de maderas tropicales. Recientemente se logro la financiación parcial para la realización de este proyecto.

Por otra parte INDERENA es la entidad que tiene a su cargo la administración de las áreas pertenecientes al sistema de parques nacionales. El instituto jurisdicción directa sobre las siguientes áreas del sistema de parques nacionales que contienen manglares y que contribuyen a la estrategia de conservación de ecosistemas.

Usos pasados y actuales de los manglares.

En Colombia, los manglares han sido objeto de aprovechamiento forestal desde mediados del presente siglo, dirigidos principalmente en el pasado a la obtención de tanino a partir de la corteza de rhizophora.

Entre 1952 y 1968, se alcanzaron un 300.000 ton anual de extracción. Según Inderena, se desperdiciaban 10m cúbicos de madera para obtener una tonelada de corteza de mangle. Inderena señala que los bosques de mangle han sido utilizados tradicionalmente para obtener la corteza del rhizophora mangle y la madera de esta y otras especies para producir con fines comerciales postes, pilotes, puntales, horcones, estacones, palancas, leña y carbón. Como uso domestico los nativos usan las especies de mangle para la construcción de vivienda, muebles rústicos, arte de pesca y también como leña y fabricación de carbón para cocinar diariamente los alimentos.

Una modalidad artesanal con faceta industrial es la producción del carbón vegetal para la preparación de alimentos a nivel comercial en las ciudades o para uso local y para la fundición de metales preciosos. Los manglares también han sido utilizados tradicionalmente como fuente de tanino para curar redes de pescas y para la obtención de extractos medicinales, especialmente utilización de corteza de mangle rojo para curar afecciones de garganta y preservar la salud del cabello.

En la costa del caribe el aprovechamiento de las especies arbóreas se ha realizado para la obtención de madera con diversos propósitos, tales como carbón, varas, pilotes y postes para construcción. Actualmente el aprovechamiento esta dirigido principalmente a la obtención de varas y postes, así como la obtención del carbón para uso local.

A finales de la década del 60 y principios del 70 se utilizo el manglar para extraer madera para la construcción de tableros de aglomerados con alta incidencia de explotación sin planificación alguna. Afortunadamente a principios de la década del 70 Inderena suspendió el aprovechamiento de la corteza para obtención de tanino. Desde el año de 1983 el Inderena ha suprimido el otorgamiento de permisos del aprovechamiento forestal de la especie del mangle en la costa del caribe. No obstante, en algunos sectores se sigue extrayendo ilícitamente productos de los manglares. Aproximadamente 240 familias se dedican a la extracción de mangle en el litoral pacifico y 110 en el caribe. Se estima que tanto en el caribe como en el pacifico hay cerca de 12.000 pescadores artesanales permanentes y 8.000 ocasionales que en su mayoría están ligados a los ecosistemas del manglar y de los cuales depende una población de 200.000 personas.

Las presiones de los manglares en el país.

Entre los usos de as especies de mangles que se han realizado de manera excesiva se señalan:

- La sobre explotación de productos forestales, tales como madera, corteza, carbón y leña.

- El vareteo, es decir la extracción masiva indiscriminada de varas en sectores degradados o donde es abundante la regeneración natural.

     

  • El corte de rices fulcreas de rhizophora para desprender moluscos adheridos a estas lo cual debilita los arboles.
  • el aprovechamiento del área cubierta por el manglar para la instalación del manglar para la cual se han destruido y transformado considerables sectores de mangle.
  • y la tala indiscriminada para el desarrollo de construcción de carreteras y canales, muelles y embarcadores, y proyectos urbanos industriales y recreativos y hoteleros.

Las construcción de vías al igual que la adecuación de muelles ha contribuido a la desaparición y degradación del bosque de mangle. Tal es el caso del sector de la troncal del caribe entre las ciudades Barranquilla y ciénaga. Esta se construyo atravesando importantes áreas del manglar, sin contemplar la instalación de adecuados pasos a través de la ruta que permitiera el flujo y reflujo de las aguas dulces y saladas provenientes del mar y de la ciénaga grande de santa marta y del río Magdalena. Esto resulto en la extensa mortalidad de una extensa porción de los mangares de la isla de Salamanca.

Otro ejemplo de la alteración de los ecosistemas del manglar por efectos del desarrollo vial son el anillo vial para unir las ciudades de Barranquilla y Cartagena por la orilla del mar con grandes consecuencias para la ciénaga de la virgen y la carretera Tolu Cobeñas que afecto los manglares del golfo de Morrosquillo.

Otras causas que contribuyen a la transformación de los manglares son:

     

  • Contaminación por emisión permanente de diversos desechos, entre ellos aguas residuales desperdicios agroindustriales y turísticos así como derrames de hidrocarburos.
  • Condiciones de hipersalinidad permanente o estacionaria prolongada y debido a la paulatina obstrucción de los flujos de agua dulce, salada y salobre por la sedimentación u el taponamiento de caños o bocas naturales y cursos de aguas.
  • Movimiento de dunas o médanos costeros por acción eólica, hasta que las arenas oculten el sistema de raíces de los manglares.
  • La erosión. En la bahía Cispata, y al oeste de la isla Salamanca en el caribe ocurre la caída de arboles de mangle debida a la erosión causada por el oleaje marino.

     

Colombia reconoce la productividad múltiple la importancia estratégica de los ecosistemas de los manglares y la incidencia de los mimos sobre la condiciones de vida de un grupo importante de comunidades locales. Con base en los lineamientos de la política ambiental nacional 1991-1994 y los preceptos de la nueva constitución política nacional, Colombia ha decidido desarrollar una estrategia dirigida a fortalecer la capacidad de gestión sustentable y de conservación de los ecosistemas de manglar y a conseguir fondos nacionales e internacionales para realizar proyectos prioritarios que respondan a este objetivo.

12. Restauracion del ecosistema del manglar.

En este capitulo se presenta la información integrada, de las actividades desarrolladas en conjuntos con las comunidades de mangleros y las comunidades locales. Estas actividades están siendo desarrolladas en el ecosistema del manglar que ha sido alterado o deterioradas en la región caribe de Colombia.

Los mecanismos metodológicos hacia la restauración implementados por el proyecto manglares de Colombia y desarrollado en conjunto con estas comunidades, han obedecido a cuatro técnicas ampliamente documentadas y discutidas:

  1. Siembra de las plantulas provenientes de los viveros comunitarios.
  2. Siembra directa de propagulos colectados en el medio natural.
  3. Transplante de plantulas provenientes del medio silvestre y derivadas de la regeneración natural.
  4. Restablecimiento de los flujos de agua, mediante la rehabilitación o apertura manual de caños, que conllevan a mejorar las condiciones optimas para el desarrollo de las plantulas y posterior siembra de material procedente de viveros.

     

Viveros Comunitarios

Como respuesta o mecanismo de solución a la degradación de áreas de manglar del caribe de Colombia se evidencio la necesidad de restauración a través del restablecimiento de la cobertura vegetal, en el cual la producción de material seria parte de las acciones que se deberían implementar. Se consideraron experiencias previas de programas de viveros y restauración de manglares desarrollados en otros países, así como algunas experiencias nacionales.

Se implemento la línea de acción relacionada con el establecimiento y desarrollo de viveros semipermanentes de manejo comunitario, con el fin de suplir las necesidades de plantulas, para algunas de las áreas en donde las condiciones adversas del sitio no permitían que los propagulos se desarrollaran de manera natural, o para aquellas en donde la regeneración natural de los bosques de mangle, aparentemente no era suficiente para iniciar la recuperación o renovar áreas deterioradas a corto y mediano plazo.

La producción de los viveros permitió llevar a cabo actividades proyectadas como las de restauración, vegetalización y reforestación. Bajo esta situación se manejo la disponibilidad de las semillas o propagulos, los cuales tienden a la periodicidad y por lo tanto no son constantes durante todo el año. Además durante el periodo de las primeras producciones, las plantulas del vivero sirvieron para desarrollar estudios de comportamiento que permitieron determinar la viabilidad, la supervivencia y el desarrollo de ejemplares de especies de mangle, bajo esas condiciones.

Otro aspecto que se tuvo en cuenta para establecimiento de viveros de mangle, fue la situación socioeconómica paupérrima de las comunidades que habitan en las cercanías de los manglares, y por ello se consideró conveniente el fomentar actividades dirigidas a desarrollar una cultura del bosque, dentro del concepto de la sostenibilidad, procurando su vez él propiciará alternativas viables para reducir tanto la situación socioeconómica precaria, como el impacto negativo causado por practicas inadecuadas del uso y aprovechamiento de estos ecosistemas.

Es de considerar que la mayoría de las personas involucradas en estos programas, de una u otra manera se hallaban vinculadas al aprovechamiento de productos de los manglares, como es el caso de la extracción de leña, elaboración de carbón, obtención de madera para la construcción y el aprovechamiento de varias especies hidrobiologicas existentes en ellos como moluscos, artrópodos y peces.

Selección De Sitios, Ubicación Y Construcción De Viveros.

Con relación a los sitios seleccionados para la instalación de los viveros de manejo comunitario, además de considerarse la distancia del área a restaurar, se tuvieron en cuenta aspectos como la disponibilidad de agua, la inclinación del terreno la cual debe ser mínima, el origen y calidad del substrato, y su protección, sobre todo contra la acción directa del viento y del Sol, así como de los posibles predadores.

El agua, es el recurso más importante para el mantenimiento de las plantulas, pues además que se requieren durante todo el ciclo de producción, su uso deberá ser diario, por tal razón ésta debe ser de fácil accesibilidad y proveniente de fuentes cercanas y en lo posible con salinidad entere 0 y 15; ya sean Ríos, Arroyos, jagüeyes, bahías y ciénagas, entre otros. Los viveros deben ser construidos en terrenos planos o con leve inclinación.

El clima el vivero debe ser correspondiente, al sitio en donde se llevará a cabo la siembra y el conjunto debe estar protegido externamente contra la radiación solar y la acción de los vientos, puede ser con una malla, pues estos factores cuando inciden directamente causan altos porcentajes de mortalidad de plantulas. El substrato de los semilleros, en donde son plantados propagulos, debe ser suelto, con textura arenosa y buen drenaje, ojalá Franco arenoso u orgánico, proveniente de áreas de manglares, o la combinación de estos.

Para las siembra de propagulos en los viveros, se tuvieron en cuenta aspectos básicos de recolección, origen, manejo y características propias de cada una de las especies, así como otros tópicos más específicos. Las especies que se consideraron para la producción de ejemplares de vivero de fueron: Mangle rojo, mangle negro, mangle blanco, mangle amarillo bobo, mangle Zaragoza y mangle piñuelo, fue la especie de mayor manejó en los viveros comunitarios y abarco más de él 80% de las producciones. La razón de este porcentaje tan alto, se relaciona con algunas características intrínsecas, que en líneas generales, favorecen el manejo y la selección de esta especie, ante otros mangles:

     

  1. Es la de mayor uso.
  2. En estado natural es la especie más abundante.
  3. Fue la de mejor crecimiento y adaptación en el vivero, en la etapa experimental.
  4. Aunque hay picos máximos de producción de propagulos la disponibilidad para los viveros de es permanente.
  5. En la etapa experimental, se comprobó, que su siembra favorece la implantación de otras especies de mangle, de manera natural.
  6. Estabiliza playones aluviales de reciente formación.
  7. Es la especie más afectada en zonas alteradas o deterioradas.
  8. Su rápido crecimiento, se ajustó mejor al esquema de producción, estandarizado por las comunidades.

     

En total fueron construidos 18 viveros de manejo comunitario, en ocho departamentos de la costa caribe de Colombia que en su mayoría corresponden a rhizophora mangle. Las plantulas fueron producidas y sembradas por comunidades de mangleros, y tuvieron como principal fin la vegetalización de playones de reciente formación y la restauración de áreas deterioradas o alteradas.

Características de los viveros.

Los viveros fueron construidos en madera y levantados de la superficie para disminuir costos. En su interior se tendieron cuerdas de alambre galvanizado para colgar las canastas o semillero sus plásticos de 20 a 40 conos. También se construyeron algunos de viveros utilizando material plástico, compacto y transformado en postes, en remplazo de la madera. Las canastas de semilleros quedaron ubicadas a una distancia de 0.60 a 1 metro desde el suelo o el agua, con el fin de evitar depredadores de las semillas y los excesos de humedad.

Manejo de viveros.

Inicialmente las actividades estuvieron diseccionadas por el grupo Caribe del proyecto manglares de Colombia, y en conjunto con las comunidades se desarrolló un mecanismo de operaciones, inherentes a las prácticas de vivero y a las labores administrativas. El manejo del vivero siempre fue de índole comunitaria y se incrementó la metodología a ajustada para cada zona, la cual correspondió a los principios básicos determinados para estas labores.

Desde el punto de vista técnico, el manejo de los viveros se inició con la adecuada recolección y selección de la semilla y del abono o substrato, los cuales fueron llevados hasta las instalaciones de los mismos, en donde se procedió al llenado de los semilleros con el abono y a la siembra de los propagulos en cada uno de los conos. Una vez completadas las canastas, éstas se colgaron de las líneas de alambre y las plantulas permanecieron durante 75 días aproximadamente en el vivero.

Como actividades de rutina, diariamente las plantulas fueron regadas con aguas de la fuente más cercana, y periódicamente se retiraron de manera manual, las malezas germinadas en los conos. También se eliminaron las semillas o plantulas muertas y ser reemplazarlo por otro material de mejor condición, y para algunos viveros y ciclos de siembra, se registraron eventos relacionados, con la supervivencia y el desarrollo bajo estas condiciones.

Con respecto al tema administrativo, un representante de cada comunidad sirvió de interlocutor entre los miembros vinculados a los viveros y los integrantes del proyecto. Y en esa las uniones se programan la capacitación de las comunidades.

Hipocotilos.

Con el propósito de realizar seguimiento y conocer la viabilidad y algunas características morfometricas, fueron seleccionados 159 Hipocotilos normales de rhizophora mangle y 223 el de la misma especie, llamados albinos por presentar una alteración genética que comprometía la presencia de las clorofilas, y que se caracterizaban por estructuras reproductivas de color amarillo claro, principalmente, o amarillo rojizo en menor cantidad.

En ninguno de estos últimos, se evidenció el color verde oscuro tradicional de los Hipocotilos, pero sí poseían el color marrón de la zona radicular. Sin embargo, en algunos recién germinados y sembrados, se observaron líneas longitudinales de color verde claro, inmersas dentro del amarillo dominante. Asimismo también se encontraron Hipocotilos con una condición contrastante de color, es decir verdes con líneas longitudinales amarillas. Todos los Hipocotilos normales y amarillos, fueron marcados y medidos en su longitud total, diámetro, peso, para ser posteriormente sembrados con el fin de evaluar su desarrollo.

Las dimensiones de los 159 Hipocotilos normales de rhizophora mangle utilizado en vivero, fue en promedio de 25,501 cm, 1,387 cm y 21,227 gr respectivamente, mientras que para los albinos se registro 19,756 cm, 1,171 cm y un peso de 13,647 gr

13. Actividades De Siembra

Las áreas en donde se llevaron acabo las siembras, de plantulas provenientes de los viveros, siembra directa de Hipocotilos y siembra de plantulas silvestres, fueron muy variadas en cuanto a sus condiciones, ubicación y grado de alteración. Las tres formas de propagación obedecen a las características de las especies para su manejo y a las condiciones de cada una de las áreas a sembrar, es decir, R. Mangle, se acomoda mejor a la producción de viveros, para zona de playones aluviales y de baja a mediana inundación, mientras que la siembra directa de Hipocotilos para esta especie debe hacerse en áreas de baja inundación.

Se desarrollaron actividades de vegetalización en áreas, en las cuales no existieron manglares, que mantienen condiciones apropiadas para que prosperen las especies de mangle, como es el caso de los playones aluviales, los cuales pueden estar desprovistos de vegetación o mantener una cobertura vegetal relativamente reciente, en donde las especies dominantes es la Enea. Igualmente se desarrollaron discretas actividades de vegetalización en áreas naturales en buenas condiciones con coberturas de helechos, como es el caso de las ensenadas del río Negro en el Uraba Antioqueño y el Garzal en bahía Cispata. En estas ultimas el helecho matatigre, se estableció en forma espontanea Despues de la destrucción del mangle y por lo tanto allí el establecimiento del mangle sembrado seria una revegetalización.

Las otras áreas de siembra, y que ocuparon la mayor extensión por parte del proyecto manglares de Colombia, y en donde se desarrollaron actividades iniciales de restauración, propiamente dichas se caracterizan por su deterioro, en donde la acumulación de sales en el suelo era el factor de degradación más importante.

En términos generales las áreas, en donde se llevaron a cabo actividades de siembra y adecuación, se pueden agrupar, en orden creciente de la magnitud de la alteración de la siguiente forma:

  • Playones aluviales de origen fluvial sin o con cobertura vegetal de gramíneas, sin alteración evidente y de reciente formación.
  • Areas naturales, asociadas con manglares en buen estado, y con cobertura vegetal, principalmente dominadas por helechos y sin alteración adicional evidente.
  • Areas alteradas que han perdido el arbolado de mangle, generalmente por tala, pero en las cuales este ha sido reemplazado por invasores como helechos. Las condiciones ambientales básicas, de salinidad y flujo de agua, se mantienen apropiadas y generalmente están circundadas por áreas de manglares en buenas condiciones.
  • Zonas deterioradas y alto proceso de degradación, en donde se evidencian gran parte del arbolado rhizophora mangle muerto y tan solo queda en pie algunos ejemplares de especies como avicennia germinans y laguncularias racemosa, cuyo desarrollo surgiere condiciones estresantes.
  • Zonas deterioradas en estado avanzado con suelos hipersalinos y con la totalidad de los arboles muertos, que se han colapsado a consecuencia de la perdida natural de flujo hídrico y por lo tanto de su dinámica como en la luna en la Ciénaga Grande de Santa Marta, en los kilómetros 13, 16, 25 de la vía parque isla de Salamanca, en el departamento del Magdalena.
  • Playones compactados, generalmente de textura arenosa, con grandes acumulaciones de sal en el suelo a manera de costras y sin vegetación evidente.

     

Preparación y adecuación de áreas

Teniendo en cuenta que muchas de las áreas, en donde se implementaron programas de restauración y vegetalización, no contaban con las condiciones apropiadas del desarrollo de los mangles, fue necesario preparar y adecuar las áreas para posteriormente proceder a la siembra. Las actividades, básicamente, se refieren, a la eliminación o control de los factores que afectan el buen desarrollo de las plantulas de mangle sembradas, como son la madera muerta ubicada en el suelo que interfiere, desviando o interrumpiendo los flujos hídricos que se requieren para mantener condiciones apropiadas de salinidad y temperatura, principalmente.

Igualmente, y bajo el mismo criterio de adecuación en algunas zonas fue necesario la eliminación total o parcial de la cobertura vegetal, que obstruía la siembra y que comúnmente fue de helechos y de gramíneas, en donde A aureum y typha domingenesis, fueron las especies mas abundantes. Estas especies son de crecimiento rápido y se distribuyen a grandes densidades, además su altura puede estar entre 1 a 4 metros, por lo tanto, la razón de esta practica de adecuación tiene por objeto principalmente, reducir el efecto de ahogamiento o eliminar la competencia que pueden sufrir las plantulas recién sembradas a causa de estas condiciones.

Con relación a la madera muerta de las áreas alteradas, vale la pena aclarar, que el amontonar o retira este material, facilito las acciones del lavado del suelo y la siembra de plantulas. Se considera que para zonas altamente deterioradas, al propiciar una dinámica hídrica que mejore las condiciones del sitio y junto con actividades de limpieza, acomodación, o direccionamiento del material muerto caído en el suelo y la siembra de plantulas, ya sea de viveros o provenientes del medio natural, se estaría dando inicio al proceso de restauración ecológica de esos manglares.

Para el retiro o reubicación de la madera muerta se deben tener en cuenta algunos criterios ecológicos para su manejo, pues su retiro total o su quema podrían estar en contra de la restauración ecológica, ya que se ha observado que gran parte de este material muerto constituye el hábitat de muchos vertebrados e invertebrados, involucrados en dentro el funcionamiento de estos ecosistemas, como son los cangrejos.

Las labores de limpieza de la madera muerta y las de eliminación de vegetación diferente a la del mangle, helechos y Eneas, fueron desarrolladas totalmente por la comunidad, involucrándose de esta manera otro componente mas dentro del conocimiento de los mangleros y por lo tanto propiciando cambios culturales sobre la conservación de estos ecosistemas.

Transplante de plantulas de vivero.

En el transplante de plantulas producidas en los viveros comunitarios especialmente utilizando rhizophora mangle, en áreas alteradas, deterioradas o en proceso de degradación, fue la técnica mas utilizada para la mayoría de los programas de restauración, desarrollados por el proyecto y 18 comunidades del caribe de Colombia. También se efectúo la siembra con esta técnica, con el propósito de vegetalizar playones aluviales, o áreas sedimentadas, derivadas de la dinámica de las corrientes hídricas y las deposiciones fluviales, las cuales comienzan a ser colonizadas por diferentes especies pioneras, incluyendo mangle, pero que requieren de la regeneración inducida o manejada, para agilizar el proceso.

Las técnicas de transplantes y manejo del material producidos en los viveros comunitarios instalados por el proyecto y posteriormente su seguimiento, correspondieron a las ya implementadas en faces anteriores, y por lo tanto se encuentran ampliamente registradas en documentos publicados, en donde también, son motivo de análisis y discusión. Las experiencias nacionales e internacionales, relacionadas con este tema de todas maneras conviene registrar de nuevo que las plantulas de rhizophora mangle que permaneció en el vivero aproximadamente setenta y cinco días contados a partir de la siembra de los propagulos, o hasta que presentaran las primeras cuatro hojas desarrolladas, y se ha comprobado por investigados chinos, en el sentido de que en este momento, ellas tienen las mejores condiciones para adaptarse a un transplante y su sistema radicular se ha formado con ventaja para su fijación y supervivencia.

Por otra parte, existen algunas zonas en donde no es posible la siembra directa de propagulos, pues la presencia de plantas invasoras, como el helecho y la Enea, compiten de manera desigual con el espacio y terminan eliminado los propagulos. Otra situación en particular se presenta en zonas con inundación permanente y en donde el nivel es tan alto que los propagulos mueren al estar constantemente sumergidos en el agua. También la zona de inundación media, en donde el calentamiento diurno es superior a 40 grados centígrados, se convierte en factor limitante del desarrollo inicial del mangle.

Los sitios definitivos, en donde se llevaron a cabo las labores de transplante, fueron seleccionados considerando el criterio de las comunidades y el conocimiento técnico de los profesionales del proyecto y los funcionarios de la corporación. La mayoría de las siembras se efectúan entre un distanciamiento entre plantas de dos por dos metros, lo cual resulta en una densidad de siembra de dos mil quinientos plantulas por hectárea.

En el estudio de diagnostico y zonación preliminar de los manglares del caribe Colombiano, desarrollado por el proyecto, se identificaron y registraron áreas alteradas de manglar en ocho departamentos.

Areas de vegetalización con mangle.

Se consideran como tal, aquellas áreas en donde se llevaron a cabo actividades de siembra de plantulas provenientes de los viveros, principalmente, y que correspondieron a zonas desprovistas de mangle y que podían estar colonizadas por gramíneas o helechos, principalmente. Además mantenían condiciones apropiadas de salinidad y temperatura.

Con el fin de hacer claridad sobre las actividades de vegetalización, desarrolladas por las comunidades e incentivadas por el proyecto en estos sitios, las áreas se pueden clasificar de la siguiente manera:

     

  • Áreas en buen estado, con coberturas de helechos y circundadas por ecosistema de manglar.
  • Playones aluviales de origen fluvial, que mantienen condiciones físico químicas apropiadas para el desarrollo del manglar, generalmente son de reciente formación y pueden estar desprovistas de vegetación o con una cobertura de gramíneas en las especies dominantes.

     

Vegetalización y Revegetalización de áreas de helechos.

Se llevaron a cabo siembras de plantulas de mangle con cobertura vegetal de helechos, cuya formación sugiere dos orígenes diferentes. Para los dos casos fue necesario implementar acciones de adecuación del terreno, previamente a las labores de siembra, posteriormente se efectuó mantenimiento de la plantación, con el fin de garantizar en cierta medida el éxito de las labores de siembra.

En zona es que mantienen una cobertura de helechos y principalmente, o mezclado con otras plantas de porte pequeño, se conforma un ecosistema a manera de matorral tupido. En estas zonas es abundante el material biológico gracias a muchos de especies de cangrejos que hacen de este ecosistema uno de alta productividad y que el del punto de vista ecológico su estructura y composición natural de este muy importante.

A plantearse el desarrollo de siembra experimental de plantulas de vivero, en una zona específica con el fin de evaluar la viabilidad de la siembra es necesario compararla con la zona de helechos pues una competencia entre estas dos especies dará el florecimiento a la de los helechos pues estás son muy agresivas y Colonizan rápidamente las áreas del manglar, cuando no hay disponibilidad de luz o sea que coloniza áreas abierta.

La siembra dependerá de las precauciones que se tengan para la competencia entre estas dos especies.

Vegetalización de Playones Aluviales

Está es un área donde las condiciones son apropiadas para la siembra. Pues en esa zona de agilizan los procesos de sucesión, pues seguramente con el tiempo los playones con cobertura de la Enea, serán principalmente, reemplazados por el manglar, a partir de los bosques cercanos.

La sedimentación supera la velocidad natural de la sucesión. Sin embargo, por una mayor velocidad y debido a acreción de los sedimentos, los incrementos de las áreas de Eneas, o de los playones son mayores.

Anteriormente en cuando se habilitó el canal del dique, la cantidad de sedimentos que transportaba el río Magdalena era menor, por tal motivo la formación de playones cerca de las orillas o bordes de manglar formaban pequeños playones que favorecían la acreción y por lo tanto la implantación de mangle rojo como primer colonizador, y de esta manera las áreas de manglar se aumentaban, en la actualidad, y desde hace algunos años la sedimentación ha venido en aumento, hasta tal punto que los sedimentos forman grandes playones, los cuales son colonizados por la Enea, aparentemente se puede evidenciar que la colonización o sucesión natural o formación de Areas de manglar continúan con su desarrollo normal, el cual ocurre a partir de los bosques adultos de la zona. Sin embargo, como la sedimentación es tan alta , la formación de playones supera a la dinámica normal de los manglares, dando como resultado de grandes extensiones de el de Enea y una aparente retraso en la evolución o sucesión de los manglares.

Siembra en áreas alteradas o deterioradas.

En el departamento del Magdalena cerca de las ciénagas de la luna y auyama, hacia la Ciénaga Grande de Santa Marta, en donde el efecto o de las aguas dulces es aparentemente menor en la actualidad, que fueron ubicados sitios deterioraron desprovistos de vegetación y que el parecer presentan una influencia mayor de aguas salobres provenientes de la ciénaga, situación que es ventajosa para el desarrollo de manglares y que seguramente debido a la salinidad, se controlaría de manera natural a la colonización por Enea.

Siembra de Propagulos

La siembra directa de propagulos de rhizophora mangle, conectados del suelo del medio natural o de los propios árboles, se recomienda para aquellas zonas, en donde las condiciones son propicias para el desarrollo de estas estructuras de reproductivas más, además su costo tan bajo, justifica su implementación en grandes extensiones o en área en donde la semilla es escasa. Igualmente podría ser un método para propiciar restauración en aquellos sitios de manglar que en la actualidad han recuperado condiciones óptimas para el desarrollo de estos ecosistemas, pero que han sido invadidos por otras especies de fácil dispersión, como la Enea y algunas especies de helechos.

Las condiciones de las áreas en donde simplemente este sistema de siembra, deben ser favorable para el desarrollo de las especies de mangle, especialmente en lo relacionado con los niveles de inundación y tiempo de estancamiento del agua, puesto que no es aconsejable en lugares donde el nivel de inundación es tan alto que cubren los propagulos y las plantulas en sus estados iniciales y que el flujo de las mareas las arraigue; por otra parte si el agua se estanca demasiado tiempo, pueden suceder un sobre calentamiento de estas por encima de 40° centígrados en y con ellos una reducción considerable de las posibilidades de establecimiento.

Bajo este método de siembra manual y directa, el porcentaje de perdidas por mortalidad y desarraigo es mas alto que a partir de plantulas de viveros, por lo tanto se hace necesario una mayor densidad de siembra, que puede ser 10.000 diez mil plantulas por hectárea, esto es distanciado a un 1 metro entre propagulos.

Uno de los inconvenientes de este método es la cantidad de propagulos que se demandan, lo cual es honroso y dispendioso concebirlos en algunas épocas del año especialmente en áreas deterioradas desde la fuente semilleros han disminuido considerablemente. Adicionalmente las semillas debe ser sometida a un proceso riguroso de selección de calidad, lo cual incremente las cantidades requeridas en un porcentaje al 30%. Las especies mas recomendadas para el uso de esta técnica es rhizophora mangle debido a la longitud de los Hipocotilos, que pueden soportar inundaciones entre 20 y 30 cm. Debido a las ventajas e inconvenientes del método, se deben realizar siembras experimentales en zonas de manglar alteradas y en áreas desprovistas de mangle, pero en buenas condiciones, como es el caso de los playones aluviales cubiertos de Enea y Helechales, allí se llevaron a cabo siembras de plantulas para mirar su desarrollo.

Desembarcados plenarias alteradas, tienen un comportamiento similar, y en cuanto a sus viabilidad tienen de un 70% a 90%.

Para a el caso de los playones los resultados fueron variados, pues para algunas zonas el 80% de siembra las tuvieron éxito, mientras que en otros el desarrollo de los propagulos se vio afectado por la exposición directa al oleaje lo que desarraigo las plantulas

Con relación a las áreas de helechos el éxito es total. Después de varios meses de siembra directa, las plantulas mantienen un desarrollo de que elimina la zonas de helecho y la reemplaza por áreas de manglar.

Plántulas Silvestres

Otro mecanismo implementado por parte del Proyecto, y que también se constituyó en objeto de evaluación, fue el transplante de plantulas provenientes de la regeneración natural o silvestres, pues su abundancia y alta densidad en algunas zonas, permitirían llevar a cabo actividades de restauración con este material, ahorrando tiempo y dinero y por lo tanto acelerando los procesos inducidos, cuyos beneficios se podrían interpretar de dos maneras: (1) mayor vigor de las plantulas, pues se hace una selección de los mejores ejemplares de regeneración y se puede garantizar un material viable, además que la técnica facilita la siembra de otras especies como Avicennia germinans, Laguncularia racemosa y Conocarpus erecta, cuyas tasas de crecimiento en el vivero estuvieron por debajo de las registradas para Rhizophora mangle, y (2) con relación al tiempo, se podrían ganar de dos a seis meses de desarrollo y que de acuerdo con el esquema comunitario del Proyecto, se aumentarían los beneficios para la comunidad, al ser más cortos los ciclos de siembra.

Esta técnica es muy prometedora para programas futuros de restauración o vegetalización y hasta el momento se podría calificar como exitosa, pues se realizaron algunos ensayos para la extracción de plantulas del medio y ya se cuenta con un método fácil, eficiente y barato para la obtención de individuos viables de A. germinans, L. racemosa C. erecta, manteniendo las plantulas durante un mes en condiciones de vivero, antes de llevarlas a los sitios de siembra. Inicialmente se realizó una siembra experimental con las dos primeras especies mencionadas y sé utlizaron dos métodos de extracción o cosecha de plantulas y dos. Métodos de siembra o transplante.

Extracción de plantulas y siembra.

Para los dos métodos de cosecha o extracción, se usaron plantulas silvestres con bola de tierra, las cuales fueron extraídas con pala o tubos plásticos de 2 pulgadas de diámetro y 60 cm de longitud. Posteriormente las plantulas extraídas con pala, fueron transportadas en bolsas plásticas y sembradas directamente en los playones a restaurar o vegetalizar; mientras las extraídas con tubos de plástico fueron colocadas en las canastas semilleros de 24 conos y transportadas al vivero, en donde permanecieron 30 días, para luego ser transportadas y transplantadas en el campo.

De los dos métodos de extracción, el de los tubos plásticos tiene algunas ventajas sobre el de la pala, pues este último requiere de dos personas por planta extraída, además de una mayor cantidad de substrato, y generalmente en el momento de empacar la plántula en la bolsa plástica, la raíz se maltrata y en algunos casos queda totalmente expuesta al desintegrarse el pan de tierra. Esta situación no favorece posteriormente la siembra en el campo, pues se pudo evidenciar; 8 días después de la siembra, que la mayoría de los individuos sometidos a este tratamiento murieron.

Otra diferencia importante, que cuestiona el método de la pala, fue la de los costos, ya que además del valor de la bolsa plástica, las plantulas ocupan 4 veces más espacio en la canoa y en el momento de la siembra, un trabajador en el mejor de los casos puede cargar 4 plantulas en cada mano, a diferencia de una canasta semillera de 24 y 40 conos, que pueden ser cargadas una en cada mano o sea 2 por persona.

Inicialmente se seleccionan áreas en donde la regeneración natural sea abundante y las plantulas tengan una altura aproximada de 30 a 40 cm y entre 4 a 6 hojas. Luego el método continúa con los siguientes pasos: se introduce el tubo plástico, de 40 a 60 cm de longitud por 2 pulgadas de diámetro, dentro de la plántula seleccionada, la cual se centra dentro del tubo y éste se entierra unos 15 a 20 cm, posteriormente, de manera lateral al tubo, con la ayuda de una pala de jardinería, se corta el pan de tierra y se extrae el tubo, el cual deberá contener la plántula completa y su respectivo cubrimiento de tierra (a manera de sacabocados). Luego se coloca todo el conjunto sobre la boca de uno de los conos de la bandeja plástica y con la ayuda de un Palo se empuja el pan de tierra hacia la canasta, quedando de esta manera la plántula sembrada o literalmente empacada en el semillero.

En la extracción de las plantulas del medio natural, se pueden romper raíces secundarias y el pan de tierra puede perder su consistencia, por tanto se sugiere mantener este material en el vivero durante 30 días. Durante este tiempo, y bajo condiciones controladas de agua y luz, las plantulas regenerarán las raíces y se consolidará el pan de tierra, facilitando de esta manera el transplante y seguramente aumentando la viabilidad del material. Este después de permanecer en el vivero, es llevado a los Sitios de siembra definitiva, bajo la misma metodología empleada para la tradicional siembra de plantulas de vivero y sembradas a una distancia de 2 m una de otra. El método para Rhizophora mangle no es funcional, ver la síntesis.

Transplante de plantulas silvestres o de la regeneración natural.

En los aspectos relacionados con el comportamiento de plantulas silvestres, extraídas del medio, luego del transplante, para evaluar la sobrevivencia se efectuaron, de manera experimental, comparaciones a través de un conteo del número de plantas vivas, en donde se encontró sobrevivencias del 50%, luego de 45 días. Las plantas que en general murieron, se encontraban en zonas expuestas a la dinámica mareal y al tránsito de motores fuera de borda, principalmente.

De forma general, el material ha sobrevivido en aquellas áreas con fuerte competencia por espacio, en mejores condiciones, han crecido especies invasoras de Agua dulce de muy rápido desarrollo y que actualmente han cubierto casi por completo el playon. No obstante, un gran porcentaje de éstas permanecen en buen estado y en las últimas siembras con este material se ha observado la viabilidad del método.

Teniendo en cuenta los beneficios comprobados de este sistema de siembra, el proyecto plantó en varios Departamentos de la costa Caribe de Colombia, luego de la etapa de experimentación y de corregir errores para aumentar la supervivencia en los transplantes La siembra de plantulas extraídas del medio silvestre, debido al crecimiento y vigor, se acomoda mejor para Avicennia germinans, Laguncularia racemosa y Conocarpus erecta y en áreas alteradas de baja a mediana inundación.

14. Caños Y Canales.

Aunque estas actividades están ligadas con la adecuación de áreas de manglar, para nuestro caso se tratará como un punto especial, dada su magnitud y sobre todo los alcances en el bienestar de los ecosistemas de manglar y de los componentes sociales. La apertura de caños y canales y su mantenimiento en el tiempo, además que sé perfilan como actividades futuras y continuas dentro de proyectos productivos para la comunidad, se requiere para garantizar en parte el buen estado de los manglares y toda su biodiversidad.

La restauración, con la técnica de apertura y rehabilitación de caños, se viene utilizando con bastante éxito y se ha implementado a gran escala, por parte del Ministerio del Medio Ambiente, CVS y el Proyecto Manglares de Colombia, en la Bahía de Cispata, Córdoba. Igualmente el Proyecto y las comunidades de Boca Cerrada, San Antero y Leticia, Pasacaballos y Ciénaga, desarrollaron actividades manuales de restauración de flujos hídricos, en la Punta de Barbacoas (Bolívar), en la Ciénaga de Mallorquín (Atlántico), en el Dago y La Muerte (Córdoba) y en el Sevillano cerca de Río Frío en la Ciénaga Grande de Santa Marta (Magdalena).

En los ecosistemas de manglar, existen una serie de caños, esteros y canales naturales que son los responsables de facilitar la dinámica hidrológica, que bien podrían denominarse las arterias del manglar, y que tienen como principal función la de mantener las condiciones apropiadas para el desarrollo de los manglares y sus asociaciones ecológicas. A través de ellos, además del flujo hídrico, circulan nutrientes, sedimentos, desechos, propagulos y elementos bióticos característicos de estos ecosistemas. Se produce de esta manera un equilibrio entre las partes internas de los manglares y las fuentes de agua de mayor extensión, que afectan y determinan la estructura y el funcionamiento del sistema.

Los caños o canales, a los cuales se está haciendo referencia, se pueden dividir en dos tipos: (1) Aquellos que mantienen un flujo hídrico a partir de las aguas que bordean los manglares, y en las cuales diariamente su nivel está influenciado directamente por el régimen de mareas; (2) Caños internos y generalmente temporales, que se forman a partir de la entrada de aguas continentales en épocas de lluvias. Con 10 anterior podemos concluir que en sectores de manglares, en donde la mayoría de aportes de agua está dada por este sistema, es decir; no existen aguas dulces permanentes, los caños temporales o las aguas lluvias de escorrentía, son los que mantienen vivo el manglar.

Teniendo en cuenta las funciones ecológicas de los caños y canales, se analizaron algunas causas de alteración de manglares y se identificaron, en conjunto con las comunidades, situaciones en donde se pudieran restablecer los flujos hídricos y por lo tanto iniciar procesos de restauración de estos ecosistemas, a partir de la limpieza, rectificación, reapertura de caños preexistentes o apertura de nuevos caños.

A partir de los talleres de capacitación sobre cartograifa social, desarrollada por el Proyecto en algunas zonas, las comunidades identificaron y esquematizaron las áreas alteradas y los caños obstruidos. Posteriormente, se visitaron las zonas y se estimaron de manera cuantitativa la dimensión de las obras, y unos costos aproximados.

Una vez desarrollada la primera experiencia, que se catalogó como un ensayo piloto, que se realizó en Cispata, y considerando labores previas de representantes de las comunidades de San Antero (Córdoba), se estandarizó la metodología y se implementó con varias comunidades y en zonas anteriormente mencionadas, de manglares deteriorados.

Los canales se excavaron o limpiaron de manera manual y se usaron herramientas sencillas como machetes, palas y hachas, además se contó con embarcaciones que facilitaron la extracción del material de excavación o de los troncos de mangle, que en ocasiones estaban obstruyendo el canal.

El incentivo económico o el reconocimiento por las acciones desarrolladas para el propio beneficio de los miembros de las comunidades, se manejó de manera similar al de las labores de vivero y siembra, es decir, respaldados por unos términos de referencia o de apoyo por labor cumplida, en los cuales se especificaban las dimensiones del caño y el tiempo de la actividad.

En términos generales, los caños abiertos por la comunidad tienen una anchura aproximada de 3 my una profundidad de 1 m en marea alta. Se busca que junto con otros caños internos de menor dimensión y que se originan del caño principal a manera de espina de pescado, se forme un sistema hidrodinámico, que diariamente por la acción de las mareas, inunde la zona alterada en mareas altas y diluya la sal acumulada en el suelo, para posteriormente llevarla por los caños recién abiertos o habilitados, hacia el mar o la zona de drenaje, en el tiempo en que la marea esté bajando.

El objetivo principal de esta obra, fue el de propiciar condiciones para el desarrollo de los manglares facilitando los flujos hídricos, como parte integral de los procesos de restauración de estos ecosistemas, que adelantó el Proyecto. Además de la disminución de la salinidad, se espera evitar el estancamiento de aguas y por lo tanto disminuir la temperatura de las áreas alteradas, factor que también afecta el desarrollo de plantulas de mangle.

Apertura de caños y canales.

Existen zonas de manglares en el Caribe de Colombia, distantes de los cuerpos de agua que debido a las condiciones topográficas o de alteración, no alcanzan a beneficiarse de aportes de agua, por lo cual sería necesario construir o restablecer algunos canales que comuniquen estos cuerpos, atravesando áreas de extensión considerables y en lo posible, irrigarlos por medio de zanjas. La apertura del nuevos canales o rehabilitación del antiguos, puede variar en costos de acuerdo con la longitud, las dimensiones, las obras a realizar y técnicas a implementar.

Similar a la estandarización utilizada, para las labores de vivero y siembra, para la apertura de caños o rectificación, se deben efectuar cálculos, basados en caños experimentales, en donde las actividades fueron objeto de análisis. Se debe analizar el terreno, la longitud de la excavación, la profundidad, cualquiera que sea las variaciones en estos factores debe hacerse los cálculos de costos o subcostos.

En el departamento del Magdalena, en la zona de del Sevillano, en la Ciénaga Grande de Santa Marta, ubico un área de aproximadamente 600 hectáreas de manglar en franco deterioro. Según la comunidad de mangleros de Ciénaga, el taponamiento un natural de tres escaños de aproximadamente 200 m de longitud cada uno, y que comunica la parte interna del manglar con la Ciénaga grande de Santa Marta poder la causa del deterioro, puesto que la obstrucción disminuyó significativamente los aportes de agua fresca hacia el manglar, tal como se evidenció inmediatamente. Está condición de obstrucción de aguas, presumiblemente afectó el desarrollo de los árboles, pues sumado al calentamiento y a las tasas de evaporación diarias, propició un el aumento de sal en el sistema, y finalmente a la muerte masiva de los manglares de la zona.

Teniendo en cuenta a las anteriores consideraciones y en la a se desarrollaron un proyectos para la apertura de los tres caños, propiciando de esta manera un mayor intercambio de aguas. La medida fue positiva, teniendo en cuenta los niveles altos de inundación fuera de lo común Y se pudo evidenciar un gran flujo de aguas con contenido de sedimentos.

Esta dinámica diaria, influenciada por los cambios de la marea modificó el área y la convirtió en una área con condiciones apropiadas para el desarrollo de los manglares, poco tiempo después de la apertura de los caños, se observaron desarrollos por parte de los manglares. Es decir que los daños y canales son factor primordial para desarrollo adecuado de los manglares y sin estos es casi imposible el desarrollo de estas plantas.

15. Beneficios de la restauracion.

Sin duda, las actividades del programa de restauración, benefició directamente a los componentes de bioticos y abióticos de la zona, incluyendo en la medida a las comunidades locales de mangleros y pescadores, pues prácticamente todas las labores desarrolladas, fueron contratadas y realizada directamente por la comunidades locales, apoyadas en la metodología que desarrollo el proyecto manglares de Colombia y las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible, en áreas alteradas y deterioradas de manglares del Caribe colombiano.

Teniendo en cuenta las anteriores consideraciones, y desde una perspectiva nacional directa e indirecta, el mangle puede considerar comida para todos los organismos que interactuan en el ecosistema, incluyendo al hombre, y por lo tanto la base para el sostenimiento del mismo. Todas estás virtudes de manglares, justifica las actividades de vegetalización, deforestación y restauración planteadas, pues además de este alimento, con las labores a desarrollar afectarían creando y recuperando condiciones ambientales, que propiciarían en el aumento de poblaciones faunicas, el aumentar la oferta de hábitat de la zona.

Beneficios sociales o comunitarios.

Es conveniente destacar los beneficios económicos y sociales que se han derivado a partir de las actividades desarrolladas por el proyecto. Pues por un lado están las actividades de Manejo de viveros de mangle y por el otro lado la siembra de las plantulas sembradas o en donde sea viable la regeneración natural.

Junto con las comunidades, se desarrollaron todas las modalidades de restauración, obteniéndose beneficios ambientales, al mejorar el ecosistema y beneficio directo para la comunidad en done el mejoramiento de vida, la educación y la organización social serian los puntos mas destacado.

Con las actividades desarrollada del proyecto manglares de Colombia las condiciones socioeconómicas siguen siendo precarias y por lo tanto las necesidades básicas de la comunidad insatisfecha, sin embargo la estructura social de la comunidad ha sido unos de los puntos beneficiado pues se logro la agrupación consolidada de los mangleros y un cambio la actitud de las persona, pues ello manifiesta que anteriormente que cuando vendían mangle el dinero no rendía, pues normalmente las personas trabajaban el día es decir cortaban mangle y la mitad de dinero pasaban para los gastos.

Beneficios ambientales o ecológicos.

Desde el punto de vista ecológico el enriquecimiento ambiental se ha visto favorecido, aumentar la cobertura vegetal de manglar y como se menciono anteriormente, con el aumento de las áreas y la restauración de los manglares alterados y deteriorados. La productividad primaria se aumenta, lo que producirá la exportación de materia y energía hacia la bahía, y enriquecerá todo el ecosistema, lo cual se podrá reflejar a corto plazo en un aumento de la cantidad de recursos hidrobiologicos, favoreciendo de esta manera a mediano plazo la actividad tradicional de los pescadores artesanales de la región, que depende casi en su totalidad de este recurso para sustento diario.

Se conservan y aumentan las áreas de los manglares, se estaría propiciando un medio más productivo y un ambiente más sano, en donde se favorecerían grupos faunisticos como peces, reptiles, aves y mamíferos dentro de los vertebrados así como poriferos, moluscos, y artrópodos, dentro de los invertebrados. También se vería beneficiada toda la cadena detrivora básica poco y inferior, en donde en el plancton juega un papel insustituible como eslabón de indispensable para funcionamiento de los ecosistemas.

Con relación a la biodiversidad, la formación de bosques de manglares y la restauración de los alterados, se puede considerar como una estrategia de conservación, pues siempre se ha asociado del cambio del uso del suelo, la destrucción, la fragmentación del hábitat, como las principales causas de la pérdida de la biodiversidad y por lo tanto la extinción especies.

También el enriquecimiento ambiental contempla las actividades de investigación del estado de los recursos faunisticos del manglar, lo cual permitiría tener un conocimiento más amplio de los ecosistemas, situación que beneficia directamente a la ciencia. A medida que se tengan más conocimientos del estado, la composición y la estructura de los manglares, las autoridades locales podrán tener mayores argumentos técnicos para lograr una mejor administración y conservación de los recursos de la zona.

El monitoreo de las aguas del manglar, se puede considerar como una herramienta que permite aumentar el conocimiento sobre las acciones necesarias para el control de los factores que pueden afectar al ecosistema, y puede medir variables que estén íntimamente relacionadas con estos factores que determinan el desarrollo de los manglares.

16. Bibliografia

FAO - INDERENA. 1984. Informe Nacional de Manglar Inderena, subgerencia de bosque y aguas, pesca y fauna. Cali – Colombia,

20 p.

TORSTEN, Frisk. Productos forestales de los manglares y su extracción. FAO, Roma, 7 p.

FAO. 1984. La ecología de los manglares con referencia especial a la base biológica para la ordenación sostenida, forestal y pesca, 25 p.

CANTERA, Jaime. CONTRERAS, Rafael. Y Henry. VON PRAHL. Manglares y hombre del pacifico colombiano, 35 p.

CAÑADAS, Gonzalo. Hábitat de reserva y cultura en disputa. http://vallarta.cuc.udg.mx/publicaciones_cuc/vida_silvestre/el%20manglar.htm, 15 p.

PAEZ, Heliodoro. Ulloa, Giovanni. ALVAREZ. Ricardo. 2000. hacia la recuperación de los manglares del caribe de Colombia. 50 p.

ACOFORE. OIMT. MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE. 1998. Manual sobre dinámica de crecimiento, capacidad de regeneración natural y aspectos fenologicos de los manglares. Colombia. 10 p.

MICROSOFT ENCARTA CD-ROM. 1997. El manglar. 3 p.

ENCICLOPEDIA TEMATICA LAFFER CD-ROM(1). 2000. Adaptaciones a condiciones anormales de nutrición del manglar. 6 p.

PROCIENAGA. 1995. Plan de Manejo Ambiental de la subregion Ciénaga Grande de Santa Marta. Corpamag, Invemar, Corpes, GTZ. Santa Marta. 10 p.

 

Categoría de ciencias Naturales, aunque debe ser posible buscarla por "manglar", porque en el trabajo eso es lo que se describe todo acerca del manglar y su comportamiento, sobre todo en area colombiana pero también en aspectos generales de este.

Trabajo enviadoy realizado por:
Jorge Mejia Ramirez
Limitedjm@yahoo.com
Javier Padilla Molina
Rodigro Diaz Granados
Leonardo Armenta
Tito Acosta

Estudiantes de 11 grado (ultimo año de secundaria), con una edad promedio de 17 años.
Colegio Franciscano de San Luis Beltran
Área de ciencias naturales y ecologicas
Santa Marta d.t.c.h, Colombia.
2000

Articulos relacionados:
La Vida
Resumen:
Antes de empezar a desarrollar una hipótesis de como es, como se comprende y que podemos llegar a entender lo que es la vida. Podemos empezar a decir que no podemos dar u...
Biotecnología
Resumen:
Los biochips y las computadoras del siglo XXI. ¿Qué es biotecnología?. Biotecnología tradicional y moderna. Operaciones biotecnológicas. Algunos datos históricos. Clasifi...
Fisiología del vertebrado
Resumen:
Si bien en todos se da un aparato digestivo formado por boca, faringe, esófago, estómago, intestinos y ano, las diferencias que se observan entre ellos son notables, sobr...
Viabilidad de Bufo paracnemis ante formol y dicromato de potasio
Resumen:
Morfologia externa de Bufo paracnemis. Aparato urogenital. Hábitat y comportamiento. Materiales y métodos. Resultados. Porcentaje de mortalidad. Estadíos alcanzados.(V)
Embriología humana
Resumen:
Primer semana. Segunda semana. Tercer semana. Cuarta a octava semana. Periodo embrionario. Periodo fetal. Membranas fetales y placeta. Sistema esquelético. Sistema muscul...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©